[Vídeo] Silla de ruedas casera para bebés

En el vídeo podéis ver a Evelyn Moore, un bebé que se desenvuelve con total soltura en una silla de ruedas casera que ha fabricado su padre. La pequeña sufrió un neuroblastoma que afectó a su médula espinal dejándola paralizada de cintura para abajo, los padres no querían esperar a que cumpliera los dos años para que tuviera acceso a una silla de ruedas pediátrica y decidieron fabricarle una para brindarle movilidad.

Silla de ruedas pediátrica

En el vídeo podéis ver a Evelyn Moore, una niña que a los cuatro meses de edad le diagnosticaron un neuroblastoma en la columna vertebral, un tipo de cáncer que se desarrolla en el tejido nervioso de la médula espinal, el cuello, la glándula suprarrenal y el tórax. La pequeña fue sometida a varias sesiones de quimioterapia y aunque se logró que el cáncer remitiera, provocó que la niña sufriera una parálisis permanente en la parte inferior del cuerpo.

Dada la edad de la pequeña, debería esperar a cumplir los dos años para poder tener acceso a una silla de ruedas pediátrica, algo que no gustó a su madre, por lo que se propuso normalizar, dentro de sus posibilidades, la vida de su hija dándole la mayor movilidad posible. En la búsqueda por encontrar una solución para proporcionar a Evelyn Moore la máxima independencia, la madre encontró en la red social Pinterest un tutorial para fabricar una silla de ruedas casera para bebés, acto seguido pidió a su marido que la construyera.

La silla de ruedas está fabricada con un asiento ergonómico Bumbo para bebés de entre 3 y 14 meses, una tabla de cocina para preparar los alimentos, unas ruedas de una mesita y unas ruedas de una bicicleta infantil. La fabricación de esta silla de ruedas casera ha tenido un coste de unos 100 dólares (unos 88 euros), si la hubieran tenido que solicitar fabricada les habría costado muchísimo más. Podéis ver cómo la silla ha cambiado la vida a este bebé que se desenvuelve de una manera increíble, en muy poco tiempo ha adquirido gran pericia.

La pequeña se pasea por todo el hogar sin problemas, sabe girar y dar marcha atrás, va a tal velocidad que los padres han colocado un pequeño badén en la sala de estar para que no vaya tan rápido. Los padres explican que la pequeña se tomó su tiempo para comprender el funcionamiento de la silla y averiguar cómo podía moverse con ella, pero una vez asimilado el concepto, no ha tenido ningún problema.

Gracias a este pequeño vehículo, Evelyn Moore puede ir y venir, explorar y desarrollar su curiosidad como lo haría cualquier otro niño sin el problema de movilidad. El padre comenta que la niña todos los días está deseosa de montar en su silla, le asombra la fuerza de voluntad que tiene y su capacidad de autodeterminación, es como si nada ni nadie pudiera frenarla. Los médicos se han impresionado con las habilidades que ha desarrollado, asegurando que se parece a cualquier niño o adulto utilizando una silla de ruedas.

Esta es una de esas historias que enternecen y llegan al corazón, la pequeña no puede andar, pero sus padres han hecho lo posible para que tenga esa movilidad que necesitan los niños pequeños. Quizá esta historia facilite que las empresas fabriquen sillas de ruedas pediátricas especiales para niños de menos de dos años y esperamos que no abusen con el precio, ya que como ha demostrado esta familia, se puede fabricar una silla de ruedas casera y totalmente funcional por poco dinero.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...