Un 60% de los padres británicos cogen dinero de la hucha de sus hijos

Un estudio realizado en el Reino Unido por Nationwide Building Society, concluye que el 50% de los padres asaltan la hucha de sus hijos, el dinero sustraído lo utilizan sobre todo para el pago de las comidas escolares y el estacionamiento. Según los responsables del estudio, este problema está provocado por la falta de efectivo y se podría solucionar abriendo una cuenta de ahorro a los niños.

Ahorro infantil

El año pasado conocíamos un estudio realizado por la institución financiera Nationwide Building Society, en el que se concluía que un 50% de los padres de Inglaterra “asaltaban” la hucha de sus hijos. El dinero según el estudio, lo utilizaban para pagar las excursiones escolares, las comidas para llevar, la limpieza de las ventanas, etc., se calculó que la media anual del dinero sustraído era de unas 21’50 libras (unos 24’5 euros).

Pues bien, ahora Nationwide Building Society ha presentado otro estudio sobre el tema y a juzgar por los números, el problema va a más, los resultados muestran que un 60% de los padres británicos de niños de entre 4 y 16 años, cogen dinero de la hucha de sus hijos, lo que supone un incremento del 10% con respecto a los datos del estudio de 2016.

Además, la media anual del dinero sustraído se ha duplicado con respecto al año pasado situándose en 46’20 libras (unos 53 euros). Padres y madres toman parte del dinero ahorrado por los hijos por varios motivos, aunque se apuntan dos razones principales, pagar las comidas escolares y la necesidad de dinero suelto para pagar el aparcamiento. Hay que destacar que en el estudio anterior, a pesar de que la media se establecía en 21’50 libras, algunos padres reconocieron que retiraban 50 libras o más al año de las huchas de sus hijos. Destacamos este dato porque lo que era una excepción el año pasado, ahora se ha generalizado.

Según los responsables del estudio, los resultados guardan relación con el hecho de que cada vez es más habitual no llevar dinero en efectivo, se realizan compras y pagos con las tarjetas o dinero de plástico. En el momento en el que se necesita efectivo para hacer pequeños pagos, los padres británicos recurren a los ahorros de sus hijos, convirtiéndose en una tabla de salvación. No es que esté muy bien este proceder, pero se pueden comprender las razones, pero lo que no se comprende es el hecho de que el dinero no se devuelva.

Según los resultados del estudio, un 34% de los padres no siempre devuelve el dinero a sus hijos, un 25% deben como mínimo unas 25 libras (casi 29 euros) y un 5% admite que les deben 100 libras (unos 115 euros) o más. Parece ser que un 39% de los niños se dan cuenta de que el dinero que ahorran desaparece, pero en el estudio no se habla de las reacciones de los niños o lo que hacen los padres al ser “pillados in fraganti”.

Este tipo de problemas se soluciona, según los responsables del estudio, con la creación de una cuenta de ahorro para los hijos, pero se sugiere que quizá los padres quieren contar con este recurso para poder solucionar sus problemas de tener efectivo, así se explica aquí. Quizá los resultados del estudio se han de considerar con prudencia, hay que tener en cuenta que existe conflicto de intereses, ya que lo ha realizado una institución financiera que lo que quiere es que todo el mundo guarde su dinero en una caja o banco.

Foto | Images Money

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...