Los niños menores de 14 años tienen dificultades para cruzar la calle con seguridad

Un estudio desarrollado en Estados Unidos concluye que los niños menores de 14 años no cruzan las calles con seguridad, la razón es que los cálculos para cruzar son demasiado complejos, carecen del juicio perceptivo y de las habilidades físicas necesarias. Por ello invitan a los padres a ser prudentes y enseñar a los pequeños cómo deben cruzar la calle.

Transito peatonal

Muchas personas creen que los niños tienen la capacidad de cruzar la calle del mismo modo que lo hacen los adultos, sin embargo, un estudio desarrollado por expertos de la Universidad de Iowa (Estados Unidos) concluye que los niños menores de 14 años tienen dificultades para cruzar la calle con seguridad, la razón es que resulta demasiado complejo para los pequeños realizar los cálculos a la hora de cruzar una calle muy concurrida.

Los expertos comentan que estos niños carecen de las habilidades motoras y del juicio perceptivo para poder cruzar sin ningún riesgo. Se considera que a raíz de estos resultados, los padres deben tomar precauciones adicionales con el propósito de evitar que puedan sufrir un accidente. Según datos del Centro Nacional de Estadísticas y Análisis del país, en el año 2014 se produjeron 8.000 heridos y 207 muertes de niños menores de 14 años por vehículos motorizados, lo que obliga a no dar por sentado que los niños actúan como los adultos, con el juicio y criterio necesario para poder cruzar la calle con total seguridad.

En la investigación se trabajó con un grupo de niños de diferentes edades, desde los 6 hasta los 14 años en tramos de dos años, también participaron adultos que actuaron como grupo de control. El experimento se desarrolló en un entorno simulado de realidad virtual, en el que los niños debían cruzar la carretera transitada, podéis ver un ejemplo en el vídeo. Hay que destacar que los niños están cruzando la calle por una zona donde no hay paso peatonal, por lo que no es extraño que se produzcan accidentes, los padres deben enseñar a los pequeños a cruzar siempre por el paso peatonal como medida de seguridad.

Todos los niños de los diferentes tramos de edad tuvieron que pasar varias veces la carretera virtual, los resultados muestran que a partir de los 14 años los niños tienen un mejor juicio y criterio para cruzar, calculando correctamente las variables para evitar un accidente, a menor edad, mayores eran las dificultades y los riesgos de sufrir un accidente, ya que la decisión de elegir el momento de cruzar no se calculaba correctamente y las habilidades motoras no eran las adecuadas para cruzar.

Juzgar el mejor momento para cruzar una calle concurrida es algo que resulta más complicado para los niños más pequeños, los expertos creen que pueden tener problemas a la hora de identificar esas brechas en el tráfico que permiten cruzar con cierta seguridad la calle, a esto hay que sumar que pueden carecer de las habilidades motoras finas que les ayuden a cruzar. Parece ser que no combinan las habilidades, por lo que inevitablemente se incrementa el riesgo de error al cruzar y sufrir un accidente.

Los niños del estudio tuvieron que cruzar la carretera virtual unas 20 veces y en diferentes situaciones, los coches circulaban a la velocidad que marcaba la ley para este tipo de vías urbanas. El tránsito de vehículos era continuo con pausas entre coches de 2 a 5 segundos. Los datos obtenidos muestran que a menor edad, mayor riesgo de accidente, así, fueron atropellados virtualmente un 8% de los niños de 6 años, un 6% de los niños de 8 años, un 5% de los niños de 10 años y un 2% de los niños de 12 años. Los niños de 14 o más años no sufrieron accidente alguno.

No estamos de acuerdo con la recomendación de los expertos, comentan que los padres deben enseñar a los niños a ser pacientes y cruzar solamente cuando el espacio entre coche y coche que transita es grande y da tiempo suficiente para cruzar sin riesgo. Pero sí coincidimos con el consejo de que se identifiquen las zonas más habituales por las que los niños cruzan la calle para que se coloque un paso de peatones, medida que aumenta significativamente la seguridad de los pequeños.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la página web de la Universidad de Iowa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...