Informe “Hasta la última niña: Libres para vivir, libres para aprender, libres de peligro”

Save The Children ha publicado un informe titulado “Hasta la última niña: Libres para vivir, libres para aprender, libres de peligro”, con motivo del Día internacional de la Niña 2016. En este documento se abordan todos los problemas a los que se enfrentan las niñas, ofreciendo además las posibles soluciones para cambiar su situación.

Save The Children

Como ya os anunciamos aquí, hoy se celebra el Día Internacional de la Niña 2016, jornada que tiene como cometido concienciar a la población sobre la situación que viven las niñas de todo el mundo. Coincidiendo con este día, la ONG Save The Children ha dado a conocer un informe titulado “Hasta la última niña: Libres para vivir, libres para aprender, libres de peligro”, en el que se ponen de manifiesto muchos de los problemas a los que se enfrentan las niñas en diferentes campos y contextos, proporcionando cifras y datos que nos ayudarán a tener una visión más clara de la situación de las niñas en el mundo.

Este informe es parte de la campaña que Save The Children lleva a cabo para defender los intereses y derechos de las niñas del mundo. A través de su lectura podemos saber que cada año, 15 millones de niñas se casan antes de cumplir 18 años, en los países desarrollados una de cada tres niñas se casa antes de los 18 años, y una de cada nueve antes de los 15 años. En la mayoría de países en vías de desarrollo, las niñas de familias más pobres tienen más probabilidades de casarse a una edad temprana, lo que elimina sus posibilidades de poder estudiar y progresar para dar forma a sus sueños.

El matrimonio infantil vulnera los derechos de las niñas, aumenta el riesgo de inseguridad ante múltiples formas de violencia, el riesgo de sufrir enfermedades de transmisión sexual, se truncan las oportunidades para recibir una educación, debilita la capacidad para generar medios de vida propios, anula los conocimientos y redes que la educación puede brindar para empoderarlas, etc. En el informe se proporcionan algunas soluciones para acabar con esta lacra, cambios en la legislación y en las normativas de los países para acabar con el matrimonio infantil, invertir en la educación y formación de las niñas, entablar diálogos con los miembros de las comunidades sobre el matrimonio infantil y los medios que se pueden adoptar para evitarlos, etc.

Se trata el problema de la mortalidad materna, la segunda causa de muerte en adolescentes de entre 15 y 19 años. Según el informe, el 19% de las niñas que viven en países en vías de desarrollo se quedan embarazadas antes de cumplir los 18 años, por otro lado, el 3% de las embarazadas tienen menos de 15’5 años. Se calcula que unos 16 millones de adolescentes de entre 15 y 19 años dan a luz cada año, esto representa un 11% de todos los nacimientos a nivel mundial. Este tipo de embarazos se asocia a un riesgo incrementado en un 50% de mortalidad fetal y muerte neonatal. La ONG recomienda soluciones concretas que se pueden aplicar en cada país, ya que la cultura, la situación económica y otras variables son distintas en cada uno, leyes, políticas y distintos programas que tienen como cometido mejorar la salud sexual y reproductiva, facilitar el acceso a los servicios de salud, educar para retrasar la iniciación sexual de niños y niñas, etc.

Es necesario que las niñas puedan tener voz política, según los datos proporcionados, las cifras varían según el país. En el caso de Ecuador, Nicaragua, Pakistán y Zimbabwe, dos tercios de las niñas sienten que no pueden tomar decisiones sobre asuntos fundamentales en su vida, sólo una de cada tres tiene la confianza para expresarse y ser escuchada en presencia de niños y hombres. En la India, el 74% de los niños en general considera que el rol más importante de una mujer es cuidar del hogar y cocinar para su familia, dato que contrasta con el 11% de los niños que lo creen así en el Reino Unido. Estos son algunos ejemplos, pero a nivel mundial se puede apreciar claramente que la voz política de la mujer parece estar silenciada, de hecho, el 23% de escaños parlamentarios son ocupados por mujeres y el 18% de las portavoces en los parlamentos son mujeres. La ONG propone varias iniciativas para empoderar a las niñas y mujeres para que participen en la toma de decisiones y gobernabilidad en todos los ámbitos.

El informe es extenso y trata todo tipo de temas relacionados con las causas fundamentales de la exclusión y falta de autonomía de las niñas, la ONG considera que es posible construir un mundo que garantice la igualdad de derechos y la libertad para que hasta la última niña pueda desarrollar su potencial, ayudándolas a cumplir sus sueños dando forma a sus vidas. Merece la pena leerlo (Pdf), para conocer cómo se aborda la exclusión de millones de niños y niñas en condiciones de mayor pobreza y vulnerabilidad. Con este documento se pretende transmitir el mensaje de que todas las personas del mundo deben reconocer que las niñas no son una propiedad y no deben ser víctimas de nadie, se les deben proporcionar las posibilidades para trabajar por un mundo mejor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...