¿Se puede viajar en avión estando embarazada?

Los mejores consejos para volar estando embarazada

Embarazada

En líneas generales, los viajes en avión no están contraindicados si el embarazo es normal y estás antes de la semana 37, que es el final del segundo trimestre. Las aerolíneas suelen impedir el vuelo a mujeres a partir del séptimo mes de embarazo, aunque eso varía en función de la compañía y la duración del vuelo, ya que al no haber un médico a bordo es normal que no quieran arriesgarse a cualquier complicación o parto prematuro. Lo mejor es que consultes con la compañía que quieres viajar antes de comprar el billete, ya que corres el riesgo de perder el dinero.

Las cabinas de los aviones están totalmente presurizadas para que no haya reducción de oxígeno, así que en teoría no debería haber problema. En aviones pequeños y avionetas esa reducción puede ser perjudicial, lo que provocaría una aceleración de la frecuencia cardíaca que puede afectar al bebé. Si tu embarazo es sano puedes tolerarlo, pero para evitar riesgos es mucho mejor que evites viajar en pequeños aeroplanos. Un vuelo a más de 3.000 metros de altura puede también ser perjudicial para ti y para tu bebé.

Es sabido que las embarazadas deben evitar la exposición a rayos X porque pueden ser peligrosos para el bebé, pero ¿qué pasa con los detectores de metales de los aeropuertos? Las radiaciones que emiten los arcos de seguridad son de baja frecuencia, similar a las que emiten los móviles, por lo tanto no hay ningún riesgo para el bebé en ningún momento del embarazo si la embarazada pasa de forma puntual por estos arcos.

Consejos para viajar en avión estando embarazada

Especialmente hacia el final del embarazo es preferible evitar los viajes de más de seis horas por el riesgo de hipercoagulación que puede agravarse si se pasa demasiadas horas quieto. Permanecer quieta durante demasiado tiempo afecta a la circulación aumentando el riesgo de edema por lo que si vas a realizar viajes largos, ten especialmente en cuenta los consejos que siguen a continuación.

Hay una serie de consejos que conviene recordar para viajar en avión estando embarazada:

  • Antes de volar no tomes alimentos que produzcan gases, ten en cuenta que con la altitud los gases se expanden y pueden causarte bastantes molestias durante el vuelo.
  • Crea un plan de contingencia. Si fuera necesario, considera cómo obtendrás atención obstétrica durante el viaje.
  • Cuando estés sentada lleva abrochado el cinturón de seguridad ajustándolo por debajo del abdomen.
  • Realiza al menos una caminata cada hora, te ayudará a evitar la acumulación de líquidos en las piernas.
  • Mientras estés sentada, estira de vez en cuando las piernas en varias sesiones de ejercicios para evitar calambres e hinchazón.
  • Bebe líquido, en la cabina hay baja humedad y puede causar deshidratación.
  • Elige un asiento cerca del baño y preferiblemente del lado del pasillo por si tienes que levantarte varias veces para ir al baño.

Sólo se necesita certificado médico en caso de superar las 32 semanas de gestación, si el tiempo de embarazo es incierto o si existen complicaciones en él. El certificado deberá estar emitido dentro de los siete días previos al vuelo. Asimismo, con carácter general, se recomienda no viajar dentro de los siete días previos al parto ni en los siete posteriores al mismo.

Siempre será el ginecólogo, conociendo tu historial médico, quien evalúe si estás o no en condiciones de viajar dependiendo de la etapa de gestación, tus antecedentes y el destino al que viajas. En general, está desaconsejado viajar a las embarazadas que tengan hemorragias o problemas de coagulación, hayan sufrido abortos, partos prematuros previos, embarazo ectópico o rotura temprana de bolsa, o tengan anomalías de la placenta, antecedentes de hipertensión arterial y/o diabetes.

Por otra parte, la mayoría de las aerolíneas aceptan mujeres embarazadas hasta los 7 meses. Sin embargo, esto puede variar y a veces te pueden pedir un permiso médico, por ello es bueno que hables antes con la compañía aérea con la que piensas viajar para informarte bien sobre su política en este tema.
Las posibles restricciones de las aerolíneas no se deben a que sea más peligroso, sino para evitar la posibilidad de que tengas que dar a luz en el avión y como protección legal en caso de que surja alguna complicación.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...