Nuevas tecnologías ¿Garantizan realmente el aprendizaje?

Los ordenadores, tabletas, vídeos y otras herramientas tecnológicas, favorecen la adquisición de conocimientos. No obstante, hay que saber utilizarlas para sacarle el máximo provecho.

Educación, aprendizaje y nuevas tecnologías

Sin duda alguna las tecnologías influyen positivamente en el aprendizaje y en el desarrollo cognitivo de los chicos. Representan un importante recurso educativo que les permite aprender mientras se divierten. De hecho, lo pueden hacer más rápido que con cualquier otra metodología. La razón principal, es el interés que logran despertar en los niños. Los videos didácticos, juegos, canciones y otras actividades interactivas,  representan una forma divertida de estudiar y romper con la monotonía.

No obstante, debe destacarse que el ritmo de aprendizaje y las herramientas elegidas varían en cada persona. Por esta razón las diversas tecnologías y su forma de uso, como todos los demás recursos, deben adecuarse a las particularidades individuales. De ello depende su efectividad.

Efectividad de las nuevas tecnologías en la educación

El desempeño didáctico del docente es primordial en el proceso de enseñanza, porque a él le sigue correspondiendo el rol de guía y mediador del aprendizaje. Pero debe actuar en función de los cambios experimentados en la llamada sociedad de la información, que busca conducir al estudiante hacia la construcción del conocimiento. Y eso implica la adopción de nuevas tecnologías.

Sin embargo, las ideas precedentes permiten deducir que ellas-por sí solas-no garantizan el aprendizaje. Menos aún si un niño las utiliza de forma aislada, sin una planificación establecida. Es vital que cuente con el apoyo del maestro, los padres y otras personas significativas de su entorno.

Al chico hay que dotarlo de herramientas que le permitan seleccionar la información que le pueda ser de utilidad. Y enseñarle a ser crítico y reflexivo para que pueda descartar la inapropiada. Sólo así aprenderá constructivamente, empleando comprensiva y adecuadamente todo lo que ve y oye a través de los ordenadores, tabletas, móviles, aplicaciones, videojuegos y más.

Los sistemas educativos han procurado responder a las demandas de las distintas etapas escolares, facilitando el acceso a Internet y demás servicios telemáticos. Le corresponde a los docentes formarse para asumir el reto de laborar con generaciones nacidas en una era digital. Caracterizada por la existencia de cantidad de estímulos que condicionan su forma de educarse.

Pros y contras

Entre las múltiples ventajas de las nuevas tecnologías está la atracción que generan en los niños. Desde pequeñitos se ven interesados por manipular un teléfono móvil, un juego electrónico, una tableta o un ordenador. Esto despierta la motivación, principal factor de inspiración para el aprendizaje.

Asimismo, fomentan la iniciativa y la creatividad, y promueven la práctica del aprendizaje cooperativo, así como la interacción de los niños y un mayor contacto entre ellos.

Igualmente, se incrementa la comunicación con los docentes, quienes pueden liberarse de las acciones repetitivas diseñando diversos entornos de estudio. Incluso, personalizando el proceso de enseñanza, con base en las diferencias individuales, y poniendo en práctica la flexibilidad.

Pese a todo ello, las nuevas tecnologías acarrean ciertas desventajas, como crear adicción o dependencia tecnológica. Por otro lado, no todos los chicos tienen acceso a ellas, situación que acentúa las diferencias sociales. En todo caso, siempre puedes apelar a estos consejos para que tus hijos hagan un buen uso de las nuevas tecnologías. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...