Las guarderías andaluzas amenazan con cerrar en septiembre

Sin plazas de guardería

Estamos pasando por una situación económica desastrosa, se realizan muchos recortes y a pesar de ello, las comunidades autónomas y el Gobierno Central no pueden asumir determinados gastos, ni afrontar pagos que podríamos considerar obligados para la continuidad de ciertos servicios. Hoy hemos podido saber que las guarderías andaluzas amenazan con cerrar en septiembre, la razón es simple, los retrasos de los pagos que debe realizar la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Parece ser que las guarderías reclamaron los impagos y retrasos de hasta tres meses, dinero necesario para mantener el buen funcionamiento de los servicios, la Junta de Andalucía les comunicó su disposición de solventar estos problemas económicos cuanto antes, pero lamentablemente no se concluyó un calendario de pagos, de poco sirve la buena voluntad si no se concretan las soluciones y se fijan fechas para aplicarlas. El resultado es que sin el cobro de lo adeudado, algunas guarderías podrían cerrar al no poder afrontar el pago de alquileres, nóminas de los educadores, empleados, pagos de los recibos de luz, agua, etc.

De momento, en Almería 63 guarderías de las 153 existentes, han formado una asociación y sus representantes van a reunirse con la administración para tratar el problema y acordar las medidas que se van a tomar ante las deudas existentes. La Consejería de Educación afirma que se priorizan los pagos pendientes de las escuelas infantiles, si esto es verdad y viendo que se adeudan varios meses, la conclusión a la que se puede llegar es que no hay dinero, por lo que difícilmente se puede llegar a un acuerdo sin fondos.

Ante el posible cierre de guarderías se ha enviado a todos los afectados (padres) una carta en la que se explica cuál es la situación, a fin de que no se encuentren a última hora con el problema. Esta explicación es de agradecer, pero si al final se producen los cierres el problema se traslada a los padres y por supuesto, la responsabilidad es exclusivamente de la Junta de Andalucía. Las guarderías explican que han mantenido los centros durante los últimos meses gracias al esfuerzo económico realizado por los funcionarios, pero evidentemente todo tiene un límite.

Por otro lado se argumenta que la plaza de guardería de un centro concertado asciende a 278’88 euros mensuales, precio que se ha mantenido durante los últimos cuatro años y al que no se le ha aplicado ni siquiera la subida del IPC. Por su parte, la Junta realiza una bonificación a las familias dependiendo de la renta que tengan, esta bonificación en teoría se ingresa directamente en la cuenta de cada guardería, y desde el mes de mayo no se ha recibido ningún ingreso. Cuando el volumen de bonificaciones es mayor, más grande es la deuda y las posibilidades de que la guardería pueda salir adelante.

Sin duda, es una situación grave, y una mala noticia a dar en vacaciones, la Consejería de Educación no hace sus deberes económicos y la situación es la que hemos relatado, que muchos padres se encuentren al principio del periodo escolar con el centro cerrado y sin saber qué hacer. Esperemos que la reunión que se debe realizar, de la que nos habla la publicación digital El País, pueda ofrecer algunas soluciones y se evite el cierre de centros educativos, bastantes problemas tienen las familias. Pronto tendremos más noticias.

Foto | Xumet

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...