¿Estás embarazada y tienes estrés? Rélajate con estos consejos

Debes descansar lo máximo posible

El embarazo es una de las épocas más bonitas y especiales en la vida de una mujer, aunque no hay que olvidar que en muchos casos también supone un periodo de estrés grande. Los cambios tanto a nivel físico como psicológico son notables, así como las alteraciones hormonales. Además, la mujer embarazada se enfrenta a un sinfín de miedos, como por ejemplo el de cómo será el parto o si estará preparada para cuidar a su bebé.

Es importante tener en cuenta que el estrés en el embarazo es muy difícil de controlar. Las mujeres que lo sufren piensan que están perjudicando a su bebé, lo que les genera más estrés, entrando así en una especie de círculo vicioso del que salir es complicado. Lo primero a tener en cuenta es que el estrés por sí mismo no afecta a la salud del futuro recién nacido. Sólo en casos muy extremos puede ser el motivo de que existen factores de riesgo para la madre y el bebé.

Para disfrutar del embarazo y reducir el estrés y el miedo, hay una serie de consejos que es importante poner en práctica.

  • Orden: tienes que organizar muy bien el tiempo para que el estrés no se apodere de ti. Hazte con una agenda y apunta todas tus necesidades y obligaciones, contando los tiempos de descanso. Si hay alguna situación que te desborda, delega en quien haga falta. Seguro que tienes muchas personas dispuestas a ayudarte.
  • Ejercicio: siempre y cuando el médico no te lo desaconseje, puedes hacer ejercicio en el embarazo. Por supuesto, la actividad física intensa no está recomendada, pero puedes caminar o nadar. El pilates o el yoga también te pueden ayudar si sufres estrés. Te sentirás mejor a nivel físico y mental ya que además de aliviar la ansiedad conseguirás reducir los dolores de espalda.
  • Descanso: dormir bien es algo fundamental en todas las etapas de la vida, y muy especialmente en la gestación. Lo ideal es dormir entre siete y ocho horas al día, aunque esto es algo muy complicado para las embarazadas que están en las últimas semanas de gestación porque necesitan ir al baño cada pocos minutos y no son capaces de encontrar una postura cómoda en la cama. Aún así, es importante que respetes al máximo las horas de sueño y descanses todo lo que tu cuerpo te pida. De esta manera te resultará más fácil controlar el estrés.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...