Consejos para que el bebé duerma mejor

Es importante crear una rutina

Logra que tu bebé tenga las horas de sueño que necesita

La llegada de un bebé a casa supone un cambio drástico en la vida de una familia. Durante los primeros meses dormir varias seguidas es prácticamente una misión imposible, así que para llevar este proceso lo mejor posible es importante comprender cómo es el sueño de los niños durante los primeros años de vida. Los adultos tenemos cinco fases del sueño, mientras que los bebés únicamente tienen dos. Este es el principal motivo por el que su sueño es mucho más ligero que el nuestro y se despierten continuamente, ya no distinguen entre el día y la noche.

Una de las principales dudas que se plantean los padres cuando tienen un bebé es la de cuándo conseguirá dormir una noche completa. Esto depende de cada niño, no hay una regla universal. Según un estudio reciente, el 38% de los bebés no duerme más de seis horas seguidas, algunos ni siquiera cuando cumplen el año de edad. Por lo tanto, el primer consejo es tener mucha paciencia. Llegará un momento en el que el pequeño duerma toda la noche, pero no hay que desesperarse.

Rutina

Lo primero y más importante es crear una rutina y respetarla todos los días. Lo ideal es que conste de los siguientes pasos: baño relajante, masaje, pijama cena y a dormir. Por supuesto, es sólo una recomendación, luego cada familia puede adaptarla a las necesidades de su bebé. Por ejemplo, si el baño le relaja mucho, hasta el punto de quedarse dormido, quizá sea mejor darle primero la cena. Es fundamental seguir la misma rutina a diario y acostar al pequeño a la misma hora.

Ambiente

Por supuesto, de nada sirve tener una buena rutina para que el bebé descanse lo mejor posible si el ambiente de la habitación no ayuda a que se relaje. La habitación es para dormir, así que nada de tener demasiados estímulos en ella. Se pueden poner luces que permitan regular la intensidad, poner música suave y regular la temperatura del dormitorio.

Habitación

La Asociación Española de Pediatría aconseja que los bebés duerman en su propia cuna junto a la cama de los padres hasta que cumplan los seis meses de edad. Nunca hay que dormir con los más pequeños en la misma cama antes de los tres meses. De esta manera, además de darle seguridad y calma al sentir a sus padres cerca, éstos pueden estar atentos a su hijo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...