Trasplante de los riñones de un bebé a una persona adulta

Hoy podemos saber que los riñones de un bebé recién nacido, considerado el donante de órganos más joven del Reino Unido, se destinaron a una persona adulta y no a otro bebé, conoce aquí el por qué.

Trasplante pediátrico

Hace unas semanas os hablábamos del bebé que se había convertido en el donante de órganos más joven del Reino Unido, sus padres quisieron tener al bebé con el propósito de donar sus órganos, al pequeño se le diagnosticó una enfermedad rara que impedía que se desarrollase el cráneo y el cerebro, cuando aún se encontraba en el vientre materno, los especialistas auguraron que moriría al poco de nacer. Los padres querían que el bebé naciera y que tras su muerte, sus órganos pudieran salvar la vida de otro niño, todo un ejemplo de altruismo.

Pues bien, hoy podemos saber que los riñones del bebé que sólo vivió 100 minutos, fueron trasplantados a una persona adulta. A muchos nos choca que los riñones se destinaran a una persona adulta, hay que tener en cuenta que el tamaño del riñón de un recién nacido es 30 veces más pequeño que el de un adulto, lo lógico sería que se hubieran trasplantado a un bebé que los necesitara.

La explicación que proporcionan los especialistas es que no se recomienda que los riñones se utilicen con un receptor joven debido a la complejidad técnica. Según explica Paloma Martín, especialista en nefrología y trasplante renal de la Clínica Universidad de Navarra en España, en el mundo de los trasplantes no es aconsejable el uso de órganos de donantes pediátricos, ya que sus vasos sanguíneos son diminutos y el riesgo de que se sufra una trombosis es elevado. Habitualmente los donantes son mayores de 5 años de edad y tienen un peso superior a 15 kilos, evidentemente existen excepciones como la del bebé recién nacido mencionado.

Dado que los riñones de un recién nacido son tan pequeños, cuando el trasplante se realiza a una persona adulta se utilizan los dos riñones para sustituir a uno, de este modo la función renal se incrementa. En el trasplante se tienen en cuenta las características del adulto receptor, generalmente un adulto no muy grande de tamaño y peso. No ocurre lo mismo con el corazón, en este caso el donante que tiene que recibir un órgano pediátrico debe ser un bebé.

Casos como el relatado son excepcionales debido a que muchos hospitales no cuentan con los medios necesarios para llevar a cabo la operación, pero las técnicas avanzan día a día y se augura que en un futuro aumenten este tipo de trasplantes, de bebés a personas adultas.

El caso del pequeño Teddy Houslton, convertido en el bebé donante de órganos más joven del Reino Unido, ha servido para que más de 15.000 británicos se decidieran a registrarse como donantes de órganos, así lo explican aquí. Por otro lado, la noticia de este pequeño donante ha vuelto a centrar la atención sobre la donación pediátrica como un modo de incrementar el número de órganos donados en el futuro.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...