Todo lo que tienes que saber sobre la erupción cutánea infantil

Las erupciones cutáneas infantiles aparecen a cualquier edad. Por ello, hay que conocer las diferentes causas de su aparición, las diferentes tipologías de erupción que te podrías encontrar y también los tratamientos a realizar, incluyendo los caseros y los realizados por el médico

Erupción cutánea infantil

En algunas ocasiones, aparecen pequeños cambios en la piel de los niños. Se pueden ver escamas, bultos y el niño puede notar picazón. Todo eso se conoce como erupción o sarpullidos, los cuales también pueden cambiar el color del rostro de los niños.

Como es algo que puede aparecer a cualquier edad y tiene diversas causas, es importante conocer a fondo lo que pasa con las erupciones cutáneas. Por este motivo, vamos a explicarte todo, desde las causas hasta la forma que hay de aliviar todos los síntomas.

¿Qué causa una erupción cutánea?

Lo primero es mencionar todas las causas que podrían provocar este problema. Las más comunes son las siguientes:

  • Factores ambientales: pueden aparecer cuando hace mucho calor, cuando hace mucho frío o por exposición prolongada al sol. Por este motivo, las erupciones cutáneas son más comunes en verano.
  • Intoxicación alimentaria: muchas veces, la propia erupción cutánea es síntoma de una intoxicación, generalmente alimentaria. Además, aparece como una reacción adversa a algún medicamento.
  • Picaduras: la exposición al sol no es la única causa de erupción cutánea en verano. También pueden deberse a las picaduras de los insectos, los cuales son mucho más comunes en esta época del año.
  • Alergias: las alergias podrían provocar estos pequeños sarpullidos. El niño podría ser alérgico a algún alimento, medicamento o incluso a las propias picaduras, agravando los síntomas.

Tipos de sarpullidos en niños

Después de conocer las causas, es importante saber que no todas las erupciones son iguales. Vamos a ver cuáles son las más comunes y cómo identificarlas:

  • Eccemas: más conocida como dermatitis atópica, es muy común en niños, apareciendo en forma de erupción seca y con grietas en la mayoría de los casos. En los casos graves, podría aparecer hinchazón, enrojecimiento y piel escamada.
  • Dermatitis de contacto: en este caso, la erupción aparece cuando se tiene contacto con algún agente irritante. Por ejemplo, puede aparecer en contacto con el jabón o el champú.
  • Dermatitis de contacto alérgica: es parecido al anterior, pero con un agente irritante al que sea alérgico. En este caso, la piel se enrojece aún más y se escama.

Cómo tratar las erupciones cutáneas

Por último, hablaremos de los diferentes tratamientos existentes para el tratamiento de las erupciones cutáneas. Hay varias formas de hacerlo, empezando por la atención primaria y siguiendo por medicamentos de la farmacia recetados.

Jabones y cremas

En muchos casos, es suficiente con aplicar jabones suaves, los cuales permitirán lavar e hidratar la zona. Además, se puede acompañar con cremas y ungüentos hidratantes, ayudando a que la erupción desaparezca en los casos leves.

Si es un caso grave, el médico podría recetar cremas con antibióticos y esteroides, muy útiles en caso de que haya infección. Es importante no aplicar estas cremas sin permiso del médico, ya que es el único capacitado para determinar si hay infección bacteriana o no.

Cuidado en el rostro

Cuidar el rostro es fácil y ayuda a aliviar los síntomas. Por ejemplo, puedes frotar la cara del niño con una toalla de forma suave, lavándolo con agua para refrescarlo correctamente. De este modo, el picor se aliviará y el niño se encontrará mejor.

Hablando del picor o prurito, es natural que el niño se rasque, pero eso puede irritar la piel. Para reducir la irritación, mantén sus uñas cortas, algo que ayudará a proteger la piel y no dañarla aún más.

Acudir al médico en los casos más graves

Por norma general, las erupciones cutáneas infantiles desparecen a los pocos días por si solas, especialmente si se siguen los consejos anteriores. Eso sí, a veces el tratamiento casero no mejora, así que hay que acudir al pediatra o al dermatólogo. Acude cuando notas que no desaparece a lo pocos días o se ve bastante irritación, ya que podría tratarse de una infección.

El dermatólogo y el pediatra son los que pueden hacer un diagnóstico acertado y determinar la causa real. Después de eso, le recetará un tratamiento, como las ya citadas cremas antibióticas esteroideas, así cómo otros posibles tratamientos.

Además, es importante acudir cuanto antes, ya que eso permitirá un tratamiento mucho más sencillo. Las infecciones a veces pueden agravarse, pero las posibilidades disminuyen mucho con un diagnóstico profesional y con un tratamiento temprano.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...