¿Pueden los hijos heredar la delgadez de los padres?

Según un estudio presentado por la prestigiosa revista “Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine” la delgadez puede tener una probabilidad alta de ser hereditaria, tres veces más que la obesidad. Para demostrarlo han estado cinco años estudiando a siete mil familias británicas vigilando su Índice de Masa Corporal.

Hasta ahora sabíamos que la obesidad podía ser causada por origen genético, por medicaciones o enfermedades como por ejemplo el hipotiroidismo o una mala alimentación, entre otras causas. Pero ¿y la delgadez? Pues parece ser que puede haber un causante de origen genético que se hereda de padres a hijos. Al menos esto es lo que se traduce del estudio realizado por la prestigiosa revista Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine”.

La delgadez puede tener un orígen hereditario

Según unos Investigadores de la Universidad de Londres, parece ser que es tres veces más probable que un hijo herede la delgadez de sus padres que la obesidad. Para poder afirmarlo han estado realizando un estudio sobre siete mil familias británicas durante cinco años, llevando un control tanto del peso como de la altura de padres e hijos.

Dentro de los análisis llevados a cabo sobre el IMC (Índice de Masa Corporal, que es la relación entre talla y peso) pudieron observar que con padres muy delgados, cuyo índice de masa corporal estaba situado en un rango muy por debajo del ideal que oscila entre el 18,5 y 24,9, los hijos tenían una probabilidad de un 16,2% de heredar la delgadez. Si el IMC se situaba en la parte más alta de ese rango, la probabilidad bajaba hasta un 7,8%. Si los padres tenían sobrepeso, el porcentaje se situaba en el 5,3 y si los padres eran obesos tenían un 2,3% de posibilidades de tener hijos delgados.

Es decir, a través de este estudio vemos una relación directa entre el IMC de los padres y las probabilidades de tener hijos delgados. Cuánto más bajo es el IMC de los padres más probabilidades que los hijos hereden la delgadez. Así pues, vemos que tanto la delgadez como la obesidad pueden tener un factor hereditario.

A parte de controlar el Índice de Masa Corporal, los investigadores señalaron otro dato importante y es que de los 7.078 adolescentes y niños que habían participado únicamente 402 se pudieron encasillar como delgados propiamente dicho.

Para Jane Wardle, profesora de la Universidad de Londres, cuya área es la “Epidemiología y Salud Pública” de esta misma Universidad, opina que muchos padres se preocupan por la delgadez de sus hijos, pero deberían tener en cuenta que el origen de dicha delgadez podría tener causas hereditarias. Según comenta las probabilidades de que unos padres muy delgados (con un IMC por debajo de la mitad del rango que se supone el ideal) trasmitan la delgadez a sus hijos es alta.

Fuente: europapress.es

Foto: xordroyd en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...