Problemas de aprendizaje en la lectura y escritura

Los problemas en el aprendizaje de la lectura y la escritura que presentan algunos niños suelen ir acompañados de algún tipo de trastorno que les impide un desarrollo correcto de estas actividades. Estos trastornos son, entre otros, el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), la Dislexia, la Disgrafia o problemas de visión, oído y habla. Antes de actuar, debes descartar posibles enfermedades como las que te hemos mencionado.

Los problemas en el aprendizaje de la lectura y la escritura que presentan algunos niños suelen ir acompañados de algún tipo de trastorno que les impide un desarrollo correcto de estas actividades. Estos trastornos son, entre otros, el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), la Dislexia, la Disgrafia o problemas de visión, oído y habla.

Los niños que padecen el TDAH se ven afectados emocionalmente y tienen problemas en su desarrollo. Se caracterizan por tener problemas de memorización, no saberse organizar, tienen problemas de ansiedad y, en general, suelen presentar problemas en su conducta, cambios de humor, irritabilidad, etc. Todas estas circunstancias influyen en su aptitud para la lectura y la escritura. En este sentido, las áreas de aprendizaje que se ven más afectadas son los idiomas, por su componente lingüístico basado en la lectura y la escritura; y las matemáticas, porque les resulta complicado atender a explicaciones abstractas.

Descarta posibles problemas físicos.

Es por ello que resulta muy importante detectar este problema a tiempo para poder ayudar al niño que lo padece. Si no se les trata adecuadamente pueden desarrollar una baja autoestima y problemas para encontrar su lugar en la sociedad.

Los niños con Dislexia y Disgrafia presentan problemas para poder leer y escribir adecuadamente. Los disléxicos sufren un trastorno específico que les impide distinguir correctamente las letras y seguir su orden en la lectura. Los disgráficos sufren un trastorno en la escritura que les lleva a invertir letras, omitirlas, escribirlas reflejadas, todas juntas o bien separándolas incorrectamente. Estos problemas de lectura y escritura implican que van a tener problemas en todas las áreas de aprendizaje, ya que cualquier cosa que aprendan les va a suponer un gran esfuerzo. Estos niños presentan también dificultades de comunicación y se sienten inseguros ante este sobreesfuerzo constante.

Por último, nombraremos los problemas físicos que pueden afectar al aprendizaje de la lectura y escritura, como son la vista, el oído y el habla. Resulta evidente que, si el niño no ve bien, no va a poder leer correctamente y eso le va a provocar un problema en el aprendizaje. Lo mismo que ocurre cuando no oye bien. En el caso de trastornos específicos del habla, las dificultades para pronunciar correctamente y emitir todos los fonemas pueden comportar un problema de adquisición de la lectura y por lo tanto de comprensión y expresión.

Así pues, cuando se detecta una disfunción en el aprendizaje de los niños, es  importante en primer lugar descartar aquellos problemas físicos lo más pronto posible para de esa manera poder identificar trastornos más graves como los mencionados anteriormente y tratarlos adecuadamente.

Foto por surlygirl en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...