Priapismo en la infancia

El priapismo es un problema que tiene una incidencia reducida en la infancia, se trata de una erección del pene sin que se haya producido ningún tipo de estímulo sexual, siendo dolorosa y manteniéndose como mínimo durante 30 minutos. Esto suele ocurrir a causa de una patología, como por ejemplo una malformación vascular.

Priapismo en niños

El priapismo se caracteriza por una erección del pene que puede durar horas sin ningún tipo de estímulo sexual, suele ser causado por la ingesta de determinados medicamentos o drogas, aunque en una gran parte de los casos se desconoce cuál es el origen. En el caso de los niños que sufren este problema, un tanto desconcertante para los padres, la erección se mantiene como mínimo 30 minutos y puede ser el síntoma de enfermedades más o menos graves, como por ejemplo una malformación vascular, la aparición de un proceso tumoral, sufrir determinados tipos de anemia, etc.

No hay que confundir el priapismo en la infancia con las erecciones que se pueden sufrir y que tienen una duración corta (hablando siempre sin que exista estímulo sexual), estas son erecciones reflejas que se producen ante determinados estímulos, o como un mecanismo natural del organismo que tiene como cometido revitalizar y regenerar los tejidos del órgano genital, por ejemplo, la erección matutina.

Algo que diferencia el priapismo de las erecciones reflejas, es el tiempo de duración y el dolor, como ya hemos comentado, son dolorosas y como mínimo deben durar 30 minutos para que sean consideradas como priapismo. Es habitual que en edad prepuberal (antes de la pubertad) se sufran este tipo de erecciones reflejas, incluso en algunos casos llegan a ser un poco dolorosas, pero tienen una duración muy corta y en ningún caso se asocian a algún problema de fondo.

Como decíamos, sufrir priapismo es un síntoma de una patología, por lo que es necesario acudir al centro médico para que se proceda al diagnóstico con las oportunas exploraciones y pruebas que tienen el cometido de encontrar el origen del problema. Cuando la erección es muy prolongada se puede sufrir una falta de riego sanguíneo en el pene, lo que amenaza su viabilidad y la aparición de disfunción erectil. Esto es debido a que sólo se produce la erección de cuerpos cavernosos y no en el cuerpo esponjoso donde se localiza la uretra y el glande.

Cuando esto ocurre, es posible que se proceda a aspirar el contenido de sangre en los cuerpos cavernosos, así como la administración de fármacos que ayuden a reducir la erección. Si a pesar de estos procedimientos la erección se mantiene, se procede a la extracción quirúrgica de la sangre. Es difícil prevenir los ataques de priapismo, ya que como hemos comentado, se trata de un síntoma resultante de una patología, si se determina la causa, el tratamiento de la enfermedad eliminará los cuadros de erección sin estimulación sexual.

Hay que aclarar que el priapismo puede ocurrir a cualquier edad, pero es bastante raro que se produzca en los niños, se calcula que afecta a un 0,2% de todos los pacientes que sufren diferentes tipos de disfunciones sexuales. Por otro lado, se producen principalmente en dos segmentos de edad, entre 5 y 10 años, y entre 20 y 50 años.

Foto | dbrekke

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...