OMS: Informe de la Comisión para acabar con la obesidad infantil

Se ha presentado el Informe de la Comisión de la OMS para acabar con la obesidad infantil, se trata de un documento de 68 páginas en el que se analizan causas y consecuencias, se proporcionan recomendaciones para poder hacer frente al sobrepeso y la obesidad de manera efectiva, y se invita a que Gobiernos, empresas, instituciones y la sociedad en general, sea más activa en la lucha contra la denominada epidemia del siglo XXI.

Obesidad en los niños

La OMS (Organización Mundial de la Salud) ha publicado el informe de la Comisión para acabar con la obesidad infantil, formada por expertos de distintas áreas, investigadores, médicos, economistas, nutricionistas, etc., que tiene como objetivo proporcionar la base para un enfoque estratégico que permita hacer frente a este problema social. Dicha Comisión cuenta además con el apoyo de dos grupos de trabajo, uno se encarga de estimar la prevalencia y las consecuencias de la obesidad infantil, su impacto económico, evaluar las pruebas científicas y ofrecer recomendaciones sobre normativas para el seguimiento y vigilancia de la considerada epidemia del siglo XXI.

El otro grupo se encarga de la aplicación de las políticas recomendadas por el Grupo de Trabajo sobre Ciencia y Pruebas Científicas, poner en marcha los mecanismos oportunos para el seguimiento y la evaluación de la viabilidad de las opciones normativas, y llevar a cabo un enfoque de forma que los países no se vean excesivamente abrumados por las exigencias de la presentación de informes. El Informe de la Comisión para acabar con la obesidad infantil de este año, advierte sobre las alarmantes proporciones que está tomando este problema en muchos países, considerando que es prioritario abordar el tema de la obesidad infantil con carácter urgente.

La obesidad suscita especial preocupación porque puede anular muchos de los beneficios sanitarios que han contribuido a la mejora de la esperanza de vida, de ahí que se haya incluido en los ‘Objetivos de Desarrollo Sostenible’ establecidos el año pasado por las Naciones Unidas. La comisión advierte que los progresos que se han realizado en la lucha contra la obesidad infantil son lentos e irregulares, después de haber realizado las consultas oportunas en más de 100 Estados miembros de la OMS y examinar casi 180 comentarios en línea, dicha Comisión presenta este informe en el que se proporciona diferentes recomendaciones para combatir de forma eficaz la obesidad en la infancia y en la adolescencia en los diferentes contextos mundiales.

En este informe se destaca que en África, el número de niños con sobrepeso y obesidad se ha duplicado desde la década de los 90, pasando de 5’4 a 10’3 millones. También se apunta que en términos globales, hay más niños con sobrepeso y obesidad en los países de bajos y medianos ingresos que en los países con ingresos altos. De nada sirven las intervenciones que se realicen para frenar este problema si no hay un compromiso firme por parte de todos los operadores, gobiernos, empresas alimentarias, instituciones, etc. Las acciones que se llevan a cabo de forma individual no tienen los resultados esperados por esta razón.

La Comisión concluye que la obesidad infantil socava el bienestar físico, social y psicológico de los niños, además es un factor de riesgo de enfermedades no transmisibles en la edad adulta, por tanto, es imperativo actuar ahora para mejorar la salud de esta y de las próximas generaciones. Se reconoce que la diversidad de posibles recomendaciones normativas para hacer frente al problema de la obesidad infantil es muy amplia y contiene una serie de elementos novedosos, pero se apunta que sólo adoptando un enfoque multisectorial a través de un conjunto amplio e integrado de intervenciones que combatan el entorno obesogénico, la dimensión del curso de vida y el sector educativo, se podrá alcanzar un progreso sostenido.

Por tanto, y como ya hemos comentado, es necesario un compromiso y liderazgo de los gobiernos para que realicen inversiones a largo plazo, así como la participación del conjunto de la sociedad para proteger los derechos de los niños en relación a la buena salud y el bienestar. El informe consta de 68 páginas y en él encontraremos gráficos y cifras sobre la prevalencia del sobrepeso y la obesidad, consejos sobre cómo transformar el entorno y las pautas sociales que son partícipes del problema, cómo llevar a cabo estrategias para reducir el riesgo de obesidad en las diferentes etapas del desarrollo infantil, etc. Merece la pena darle un vistazo para tener una idea más clara del problema y por qué cuesta tanto hacerle frente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...