El parto gemelar se debe realizar a las 37 semanas para reducir el riesgo de muerte

Un estudio ha tratado de definir el mejor momento de parto en un embarazo gemelar, según los resultados, este se debe realizar a las 37 semanas de gestación para reducir el riesgo de muerte en los bebés. En este estudio se diferencian los gemelos que comparten placenta y los que tienen placenta independiente, según el tipo, el parto se ha de provocar antes o después para reducir los riesgos de muerte fetal intrauterina y muerte neonatal.

Parto múltiple

Hoy conocemos una investigación publicada en la revista British Medical Journal (BMJ), en la que se concluye que el parto gemelar se debe realizar a las 37 semanas para reducir el riesgo de muerte de los fetos y de los recién nacidos. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, los embarazos múltiples tienen más riesgos de complicaciones y muerte de los bebés que los embarazos de un solo bebé, los expertos explican que provocar el parto unos días antes es una medida preventiva eficaz para reducir los riesgos que pueden correr los bebés.

Los investigadores explican que no se conoce a ciencia cierta cuál es la edad gestacional óptima para provocar el parto en este tipo de embarazos, actualmente la recomendación es la de provocar el parto entre la semana 34 y la semana 37 de la gestación en el caso de los fetos que comparten una misma placenta. Merece la pena recordar que el embarazo de gemelos o embarazo monocigótico o univitelino puede dar lugar a dos fetos con su propia bolsa amniótica y placenta, o tener su propia bolsa pero compartir placenta.

Esta diferencia la marca el momento en el que se produce la división del cigoto para dar lugar a los dos fetos, en el primer caso la división se realiza durante los cuatro primeros días tras la fecundación, en el segundo caso la división se produce a partir del cuarto día. Si los bebés tienen su propia placenta, la recomendación es inducir el parto entre las semanas 37 y 39 del embarazo. El equipo de investigación decidió revisar las evidencias resultantes de estas recomendaciones, para ello se analizaron 32 estudios que han sido publicados en los últimos 10 años.

En estos estudios se incluyeron 35.171 embarazos de gemelos, 29.685 bicoriales (los bebés tienen placentas independientes), y 5.486 embarazos monocoriales (los bebés comparten placenta). En la revisión realizada se tuvieron en cuenta aquellos datos que podían alterar los resultados. Se analizó especialmente la relación entre el riesgo de muerte fetal intrauterina de la conducta quirúrgica expectante y el riesgo de muerte neonatal a partir de las 34 semanas de embarazo.

Los expertos descubrieron que en los embarazos bicoriales el riesgo de muerte fetal intrauterina y la muerte neonatal se equilibró hasta 37 semanas de gestación, pero retrasar una semana el parto incrementó en 8’8 las muertes por cada 1.000 embarazos. En los embarazos monocoriales el riesgo de muerte fetal es mayor que el de la muerte neonatal a partir de las 36 semanas de embrazo. De todos modos los expertos apuntan que es necesario obtener más datos a través de nuevos análisis y estudios para poder ofrecer recomendaciones más precisas sobre el momento idóneo de inducir el parto en los embarazos múltiples.

Se apunta que el aumento de la edad gestacional en ambos tipos de embarazos permitió reducir la tasa de morbilidad neonatal, así como el ingreso en la unidad de cuidados intensivos. Ante los resultados obtenidos, los expertos recomiendan que las mujeres con embarazos de gemelos bicoriales tengan a sus bebés en la semana 37 de gestación a fin de evitar el incremento del riesgo de muerte fetal. En el caso de los embarazos monocoriales, no existen evidencias claras que apoyen la inducción del parto antes de la semana 36 de embarazo. Seguramente se desarrollarán esas nuevas investigaciones que permitan definir mejor cuál es el momento ideal para que las madres de embarazos múltiples den a luz reduciendo el riesgo de riesgo de muerte fetal intrauterina y el riesgo de muerte neonatal.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo (Pdf) publicado en la revista científica BMJ.

Foto | Donnie Ray Jones

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...