Una niña de 3 años practica cómo esconderse en el caso de un ataque a su guardería

En la fotografía podéis ver a una niña de 3 años que parece que está jugando sobre el retrete, pero en realidad está practicando cómo esconderse en el caso de un ataque a su guardería. Se trata de una conducta motivada por la matanza de Orlando, algo que muestra claramente hasta qué punto impactan este tipo de noticias en los niños.

Stacey Wehrman Feeley

Stacey Wehrman Feeley es la madre estadounidense de la niña que veis en esta fotografía que se ha viralizado, compartiéndose miles de veces y recibiendo miles de comentarios en la página de Facebook donde se ha publicado. En principio no se trata de una fotografía con nada especial que merezca la pena destacar, parece una niña que está jugando sobre el retrete del cuarto de baño, pudiendo ser graciosa para algunos internautas. La razón de que se haya viralizado es el por qué está subida en el retrete, siendo la respuesta un claro mensaje sobre el uso de las armas en Estados Unidos.

La madre tomó la fotografía porque le pareció graciosa, con la intención de enviarla a su marido para que viera lo traviesa que era, pero cuando la niña, que tiene sólo 3 años, le explicó qué es lo que estaba haciendo, la madre se sorprendió y quedó impactada. Al parecer, la razón de subirse al retrete era practicar cómo esconderse en el caso de un ataque a su guardería. Esta conducta viene motivada por la matanza que se produjo en Orlando llevada a cabo por Omar Seddique Mateen, un estadounidense de origen afgano que entró en una discoteca de ambiente gay para empezar a disparar sobre todo el mundo con un fusil de asalto y una pistola matando a 49 personas e hiriendo a otras 53.

La niña practicaba cómo evitar ser detectada en el cuarto de baño si se produce un ataque en la guardería y ella está casualmente en el baño. En ese momento, la inocencia del juego que creía percibir la madre desapareció, lo que estaba haciendo su hija es algo que muestra claramente cómo impactan este tipo de noticias en los niños. El mensaje que acompaña a la fotografía invita a que los políticos la vean, explicando que la pequeña puede representar a las futuras generaciones, hijos, nietos y biznietos que van a crecer en un mundo violento, donde deberán aprender a protegerse desde muy pequeñitos, niños que van a vivir en un mundo basado en las decisiones que toman los políticos.

La madre comenta que no sabe qué será más difícil para los niños, lograr mantenerse en completo silencio durante el tiempo que estén sobre el retrete, o poder mantener el equilibrio durante mucho tiempo sin que se resbalen. Para la madre, el control de armas es el control de los crímenes, no se comprende que cualquiera pueda tener acceso a un arma de guerra que debería estar destinada exclusivamente a uso militar, ¿realmente es necesario adquirir este tipo de fusiles de asalto para protegerse o para cazar? Evidentemente no.

La libre circulación de armas en Estados Unidos ha traído muchas muertes durante muchos años, y a pesar de las matanzas que se han ido sucediendo, no se ha logrado introducir una legislación que impida que sean tan accesibles, y por tanto, reducir el riesgo de que cualquiera pueda iniciar su particular guerra matando a personas inocentes. La madre plantea muchas preguntas para que la sociedad eflexione, es necesario prohibir el uso de armas para garantizar la seguridad, ya que está demostrado que su uso trae más problemas que beneficios.

Es lamentable que con sólo 3 años de edad una niña esté practicando cómo esconderse en el caso de un ataque a su guardería, por tanto, se solicita a todos los padres y personas en general que no quieren que sus hijos vivan en este ambiente y que jueguen a cómo evitar que los maten, que se movilicen para pedir un Estados Unidos sin armas. Sin duda, convierte a la imagen en algo emotivo, que asusta, que muestra cómo afecta a los niños y les condiciona el juego y su forma de vivir.

Después de cada masacre se producen manifestaciones, se piden cambios en las leyes, etc., al cabo de un tiempo las aguas se calman y nada cambia, es evidente que la Asociación Nacional del Rifle tiene un enorme poder e influencia, logrando que todo siga como hasta ahora, las armas son un negocio muy lucrativo y pesan mucho más los intereses económicos que la vida de los niños y de la población en general.

Os invitamos a acceder a la página de Facebook de Stacey Wehrman Feeley para leer los comentarios publicados en la foto de su hija que ha compartido.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...