Un bebé ha sido registrado con el nombre de Lucifer en Argentina

Argentina realizó modificaciones en el Código Civil, siendo más permisivo con el nombre que los padres deciden poner a sus hijos. Hace unos días, a raíz de la inscripción en el Registro Civil de un bebé con el nombre de Lucifer, nombre que para muchos se asocia al mal, se generó una gran polémica, es un nombre que la mayoría de la población rechaza.

Anteriormente hemos conocido otros casos en los que los padres han decidido poner nombres a sus bebés que no son del agrado de la mayoría de la sociedad, un ejemplo es Lucifer, nombre con el que se registró a un bebé en Rusia. Los familiares y la iglesia ortodoxa intentaron disuadir a los padres pero no lograron que cambiaran de opinión, la partida de nacimiento con el nombre fue incluida en el Registro Civil de Perm (Siberia) sin que las autoridades se opusieran a pesar de reconocer que era un nombre atípico, de todo ello hablábamos aquí.

Pues bien, no es un caso excepcional, un bebé ha sido registrado con el nombre de Lucifer en Argentina, el Registro Civil de la provincia de Santa Fe dio el visto bueno para registrar este nombre gracias a las modificaciones que se realizaron anteriormente en el Código Civil del país, ahora otorgan mayor libertad a la hora de elegir el nombre de los bebés. Hay que decir que en un primer momento, la petición fue rechazada, ya que las autoridades locales competentes se opusieron al registro con un nombre asociado a las cuestiones religiosas y concretamente al mal.

Los padres acudieron a la coordinación del registro civil reclamando el derecho a llamar Lucifer a su bebé, este organismo les dio la razón en virtud de lo dictaminado en el Código Civil, obligando a las autoridades locales que se llevara a cabo la emisión del certificado de nacimiento y se registrara al bebé con ese nombre. Parece que los cambios que se realizaron en la legislación Argentina han provocado que se empiecen a elegir nombres poco o nada habituales.

Nombres de bebés

Lucifer es un nombre que deriva del latín y su significado es “que trae la luz” y “estrella de la mañana”, por lo que no debería llamar la atención, sin embargo, para la Iglesia Católica y otras religiones es el nombre de un ángel caído que posteriormente adoptó el nombre de Satán. Pero ¿qué ocurre si los padres no creen en las religiones que consideran a Lucifer el mal? ¿Por qué no pueden poner ese nombre al bebé? La respuesta es obvia, un gran número de la población es creyente y consideran que es un grave error poner a un bebé un nombre que encarna el mal.

En el vídeo podéis conocer la opinión de algunas personas sobre el nombre, aprensión, rechazo, miedo… Este nombre causa el mismo efecto que el nombre de Hitler o cualquier famoso asesino, hace un par de años un neonazi decidió llamar a su bebé con ese nombre asociado al genocidio de los judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

No existen restricciones para los nombres en Argentina salvo en aquellos casos que puedan ser perjudiciales para los bebés cuando sean mayores. Curiosamente se acepta Lucifer y se rechaza «Yerbabrava» nombre que hace alusión a un grupo de Cumbia (género musical) y que quisieron poner unos padres a su bebé. Existen miles de nombres aceptados en todo el mundo, pero algunos padres parecen querer diferenciarse y elegir nombres que lo único que traen son quebraderos de cabeza para ellos y posiblemente para sus hijos el día de mañana.

Foto | gabi menashe

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...