La suplementación con ácido fólico en Estados Unidos no llega a las mujeres hispanas

Según los resultados de una investigación realizada por la Universidad de Atlanta, La suplementación con ácido fólico en Estados Unidos no llega a las mujeres hispanas. La razón es que la harina de maíz es la única harina que no tiene obligación de ser suplementada con ácido fólico.

Suplementos de ácido fólico para las mujeres estadounidenses

En el post sobre la posible suplementación obligatoria con ácido fólico de las harinas que se comercializan en Reino Unido, destacábamos que en Estados Unidos, la tasa de defectos del tubo neural en los recién nacidos se redujo un 23% desde que se puso en marcha en 1998 la suplementación obligatoria de la harina que se comercializa en el país. Pues bien, hoy conocemos una noticia que muestra que esta estrategia no termina de ser efectiva, ya que la suplementación con ácido fólico en Estados Unidos no llega a las mujeres hispanas.

La razón es que se recomienda la fortificación de la harina de maíz con ácido fólico, pero no es una medida obligatoria como ocurre con el resto de harinas, un error teniendo en cuenta que una buena parte de las mujeres hispanas consumen pan y otros productos elaborados con esta harina. Esta es una de las conclusiones obtenidas por un grupo de investigadores del Centro para la Prevención de la Espina Bífida de la Universidad Emory (Estados Unidos).

Los expertos analizaron 21 productos elaborados con harina de maíz, obtenidos de 11 tiendas de alimentación que ofrecen productos destinados a la comunidad hispana en el Estado de Atlanta. Según los resultados, ninguno de ellos indicaba en la etiqueta la presencia de ácido fólico y sólo dos de ellos habían sido enriquecidos con ácido fólico. Los expertos comentan que es muy probable que lo que ocurre en Atlanta ocurra en todo el país, lo que significa que la mayoría de las mujeres hispanas no están recibiendo el ácido fólico necesario, siendo mayor el riesgo de que tengan bebés que sufran defectos como la espina bífida.

La suplementación obligatoria de las harinas con ácido fólico es una estrategia efectiva, y así se ha demostrado en los resultados que se han obtenido, pero con toda probabilidad, serían mucho mejores si se hubiese obligado por ley el enriquecimiento de las harinas de maíz. De hecho, y según las estadísticas, la incidencia de los defectos del tubo neural, como la anencefalia y la espina bífida en bebés nacidos de madres hispanas, es del doble en comparación con otros grupos étnicos y raciales de Estados Unidos.

Los expertos comentan que es necesario que todas las mujeres puedan recibir diariamente al menos 400 microgramos de ácido fólico estén o no embarazadas, ya que es la mejor estrategia para prevenir los defectos del tubo neural. Se apunta que es preferible que se reciba este suplemento antes de la concepción, ya que se garantiza con mayor eficacia que no aparezcan en los bebés estos defectos de nacimiento cuando las mujeres planeen concebir.

Los investigadores explican que las mujeres hispanas tienen menos probabilidades que otras mujeres de tomar vitaminas prenatales, y también tienen menos probabilidades de consumir cereales enriquecidos con ácido fólico. Por tanto, y en base a los resultados de esta investigación, se recomienda que se cambie la suplementación voluntaria de las harinas de maíz por la suplementación obligatoria, con ello se aumenta significativamente la probabilidad de que las mujeres reciban el ácido fólico necesario y, por tanto, se reduzca el riesgo de que los futuros bebés sufran defectos de nacimiento.

Podéis conocer todos los detalles del estudio a través de este artículo publicado en la revista científica JAMA.

Foto | jennykarinaflores

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...