La leche materna contiene sustancias que mata células tumorales

Un compuesto de la leche materna denominado alfa-lactoalbúmina (HAMLET) es capaz de provocar la apoptosis de las células cancerígenas, siendo un remedio prometedor contra algunos tipos de cáncer. Aunque el descubrimiento se realizó hace algunos años, los ensayos más significativos se están realizando en la actualidad, demostrando que es efectivo contra el cáncer de vejiga.

Alfa-lactoalbúmina (HAMLET)

Ya hace bastantes años que expertos de la Universidad de Lund (Suecia) descubrieron que la leche materna contiene sustancias que mata células tumorales, concretamente una proteína denominada alfa-lactoalbúmina (HAMLET), que al acceder al intestino se transforma en un agente anticancerígeno. Parece ser que el descubrimiento se realizó de forma casual, cuando se estaba trabajando en otra investigación relacionada con los antibióticos, desde entonces se han realizado muchos estudios y ensayos sobre el tema.

La alfa-lactoalbúmina provoca la apoptosis de las células cancerígenas, es decir, una muerte celular programada. Los ensayos realizados con pacientes que sufren cáncer de vejiga ya han arrojado los primeros resultados y, según los expertos, son muy prometedores. Se cree que este compuesto podría ayudar a combatir otros tipos de cánceres, como el de colon o el de cuello uterino.

Los investigadores explican que el compuesto ataca únicamente a las células tumorales y no afecta a las células sanas, lo que supone una gran ventaja con respecto a tratamientos como la quimioterapia. Como decíamos, fue un descubrimiento casual, los expertos estaban buscando nuevos agentes antimicrobianos y dado que la leche materna es fuente de estos agentes, decidieron analizarlos y determinar sus propiedades.

Durante los ensayos, se eligieron células tumorales humanas, cuando añadieron el compuesto comprobaron que las células murieron, un descubrimiento fortuito que se convirtió en punto de partida para el desarrollo de varias investigaciones. El compuesto HAMLET ha demostrado una gran eficacia en los tres tipos de cáncer antes indicados, también se ha probado con los papilomas de la piel humana obteniendo resultados favorables, las lesiones se redujeron en un 75% en poco tiempo, obteniendo una resolución completa de la enfermedad en un par de años.

Según los resultados del último ensayo, las células tumorales de los pacientes con cáncer de vejiga, empezaron a morir al cabo de unos días de haber introducido la sustancia. Los expertos apreciaron, a través de un análisis de orina, una gran excreción de células tumorales tan sólo dos horas después de haber utilizado el compuesto, todas ellas muertas por apoptosis.

Aunque los resultados son muy esperanzadores, es necesario realizar nuevos ensayos a gran escala e incluir un placebo, siguiendo los procedimientos científicos consensuados a nivel internacional para poder obtener resultados concluyentes e irrefutables. La investigación, que podéis consultar a través de este enlace, es muy extensa, muy interesante y los resultados finales que se obtengan pueden marcar un punto de inflexión importante en la lucha contra el cáncer.

Estaremos atentos a los resultados de las nuevas investigaciones, sin duda, es otra prueba más del enorme valor y de las grandes propiedades de la leche materna.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...