El virus zika es también una amenaza en invierno

Un grupo de expertos estadounidenses advierte que el invierno no hace desaparecer la amenaza del virus zika, sigue siendo un problema, ya que algunos mosquitos que transmiten la enfermedad a los seres humanos, tienen la capacidad de transmitir el virus a los huevos que ponen, convirtiéndolos en un escudo defensivo. Estos huevos son muy resistentes, soportan bajas temperaturas y condiciones de ausencia total de agua durante un año, por lo que es probable que el año que viene, con la llegada de las temperaturas más calidad, el zika vuelva a ser noticia.

Zika

Hasta la fecha se ha destacado que la prevalencia y peligrosidad del virus zika es algo asociado a los meses más cálidos del año, considerando que con la llegada del invierno y las bajas temperaturas, es muy difícil sufrir la infección, ya que los mosquitos infectados, en teoría, no soportan bien el frío y mueren borrando todo rastro del virus.

Esto no es del todo correcto, el virus zika es también una amenaza en invierno y la razón es que los huevos del mosquito que transmite la enfermedad, pueden sobrevivir en condiciones que matarían a los mosquitos adultos. Según los expertos de la Universidad Estatal de Louisiana (Estados Unidos), los mosquitos Aedes aegypti son capaces de transmitir el virus a su descendencia, mecanismo que permite al zika sobrevivir durante la estación invernal, ya que están protegidos en los huevos de los mosquitos.

Estos huevos son muy resistentes, además de soportar las bajas temperaturas, pueden sobrevivir en condiciones de ausencia total de agua durante todo un año, bastará un poco de lluvia y que las temperaturas se suavicen para que rápidamente eclosionen los huevos con individuos que son portadores del virus.

Este mecanismo acorta el periodo en el que el mosquito se vuelve infeccioso, no necesita picar a una persona que tenga el virus para ser contagiado, ya que lo integra en su organismo desde que nace. Esto nos lleva a pensar que el próximo verano, la acción del virus podría tener un mayor alcance, de ahí que los investigadores recomienden no bajar la guardia.

Los expertos comentan que muchas personas creen que los insectos pican sólo en determinados momentos del día, sobre todo al amanecer y al atardecer, en realidad pueden picar en cualquier momento y a cualquier hora, aunque preferentemente de día, además no se sacian con una sola persona, sino que prefieren variar y picar a varias personas pequeñas cantidades de sangre para saciarse, lo que aumenta aún más el riesgo de expansión de la enfermedad.

Según leemos aquí, se considera importante conocer y vigilar las pautas de comportamiento de los mosquitos, así como sus mecanismos biológicos, a fin de poder protegerse mejor cuando llegue la época propicia para la eclosión de los huevos. Es necesario saber más sobre cómo defenderse de la infección para prepararse ante lo que se considera una nueva oleada de infecciones por zika.

Es de suponer que este mecanismo por el cual algunos mosquitos transmiten a su descendencia el virus, está presente en otros países, por lo que se puede considerar que el periodo invernal es sólo una pausa, siendo probable que donde se haya detectado la enfermedad, pueda volver a surgir con más virulencia porque los mosquitos nacerán portando la infección.

Según esta investigación sobre la evaluación del riesgo de propagación del virus zika en Europa, países mediterráneos como España o Italia son de mayor riesgo para sufrir una epidemia de zika debido a las condiciones climáticas, los pocos casos producidos este año, podrían multiplicarse el año que viene si algunos mosquitos infectados pusieron huevos con el virus integrado. Podéis conocer más detalles sobre la explicación proporcionada por los expertos, a través de este artículo publicado en la página web de la Universidad Estatal de Louisiana.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...