El coste de la crianza de un niño en Estados Unidos

Según un informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), criar a un niño en el país tiene un coste medio de 233.610 dólares (219.500 euros), presupuesto en el que no se incluyen los gastos de la educación universitaria. A esto hay que sumar que si se tienen en cuenta las previsiones de la inflación, el gasto total podría ascender a 284.570 dólares (unos 267.400 euros).

Informe USDA sobre el gasto de la crianza de un niño

Como cada año, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) ha publicado el informe en el que se proporcionan cifras sobre lo que cuesta a las familias estadounidenses la crianza de los hijos, este informe se conoce popularmente como El coste de la crianza de un niño. En este documento se tienen en cuenta diferentes parámetros, la inflación, el coste de la vida, la región del país, el presupuesto e ingresos medios familiares, etc. Hay que aclarar que los datos corresponden al año 2015, el estudio se realiza a lo largo del año 2016 y se presenta a principios del 2017.

Este informe se ha estado presentando desde el año 1960 y para muchos expertos ofrece información de gran interés, sobre todo si se pretende impulsar políticas para promocionar la natalidad. En base a los datos obtenidos en distintas encuestas de consumo realizadas en el 2015, una familia con unos ingresos medios establecidos entre 59.200 y 107.400 dólares (entre 55.600 y 101.000 euros), gastará una media de 12.980 dólares por año por niño (unos 12.200 euros).

Según el informe, una familia que haya tenido un hijo en el año 2015 podrá gastar para criarlo unos 233.610 dólares (219.500 euros), esto no incluye los gastos de los estudios universitarios y otros relacionados, como sabemos, este gasto es elevado y si se sumara, el gasto medio general se dispararía. El informe apunta que si se tienen en cuenta las previsiones de la inflación, el gasto total podría ascender a 284.570 dólares (unos 267.400 euros), dinero que se empleará en la alimentación, la educación y en todas las necesidades que tienen los niños hasta que cumplen la edad de poder ir a la universidad.

En la fotografía podéis ver cómo se reparten los gastos, la vivienda es el punto que más recursos presupuestarios consume con un 29%, el USDA apunta que las familias necesitan más espacio por la llegada de nuevos miembros familiares, necesitan un hogar acorde a sus necesidades. El segundo gasto es la alimentación, que acapara el 18% de presupuesto, el tercer lugar, con un 16%, es para el cuidado de los niños y la educación, claro, que estos gastos varían según la edad de los niños.

Como hemos comentado, los expertos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos realizaron el análisis en base al nivel de ingresos familiares, la edad del niño y la región de residencia, apuntan que no es de extrañar que cuanto mayor es el ingreso familiar, mayor es el presupuesto que se destina a la crianza del niño, sobre todo en educación, cuidados y otros gastos adicionales. Los gastos aumentan a medida que los niños crecen, el incremento es de algo menos de 300 dólares anuales (unos 282 euros) desde el nacimiento hasta los dos años, en el caso de adolescentes de entre 15 y 17 años, este incremento es de unos 900 dólares (unos 845 euros).

Estos resultados son lógicos, ya que los adolescentes gastan más en alimentos y transporte. Con respecto a la diferencia entre regiones, las familias que viven en áreas rurales gastan menos que las que viven en las grandes ciudades, la reducción supone un 24% y es debido al menor gasto en el cuidado y atención de los niños. Se destaca que el coste de la crianza es inversamente proporcional al tamaño de la familia, las familias que tienen un sólo hijo deben asumir más gastos que las que tienen dos hijos, la razón es que muchos artículos del hermano mayor son utilizados por el hermano menor, libros de texto, ropa, juguetes, etc. También hay más beneficio en el tema alimentario, ya que al ser más bocas que alimentar, aprovechan las ofertas de los formatos familiares, el tres por dos, los descuentos por familias numerosas, etc.

Este informe es una de las muchas maneras que tiene la agencia para apoyar a las familias estadounidenses, a partir de los resultados, se desarrollan programas de apoyo y ayuda que permitan reducir el coste de crianza de los niños. Estos datos también son utilizados por los tribunales y los gobiernos estatales para informar de sus decisiones sobre las pautas de manutención de menores y los pagos de cuidado temporal.

Sinceramente, conociendo las políticas de ayuda estadounidenses, se puede decir que son insuficientes, pero hoy por hoy, son mejores que las políticas adoptadas en países como el nuestro, donde los recortes han imperado durante los últimos años. Podéis conocer todos los detalles de este informe a través de este enlace.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...