Cientos de niños mueren en Madagascar por sarampión debido a la falta de vacunación

Los antivacunas no son la única causa de que el sarampión sea una enfermedad de incidencia creciente y relevante en el mundo, en países como Madagascar, cientos de niños mueren por sarampión debido a la falta de vacunación. No hay suficientes vacunas y las familias del país, sobre todo las más pobres, no se pueden permitir adquirirla debido a su coste.

Incidencia del sarampión en el mundo

En los países industrializados algunos padres no quieren vacunar a sus hijos debido a creencias infundadas sobre las vacunas, en ello los antivacunas han tenido mucho que ver. Y en los países pobres muchos niños no están vacunados por falta de medios, aunque los padres hacen lo imposible por vacunar a sus hijos sabiendo que es la solución para evitar que enfermen y mueran.

El sarampión está haciendo mella en los países industrializados, tanto en Europa como en Estados Unidos el número de casos crece debido a la falta de cobertura de la vacuna, algo en lo que los antivacunas han tenido mucho que ver. En países pobres como Madagascar (África), cientos de niños mueren por sarampión por no haberse vacunado, se trata del peor brote de la enfermedad que este país ha sufrido en décadas y el problema no son los antivacunas, sino la falta de vacunas y dinero.

Muchos padres están desesperados por vacunar a sus hijos, caminan durante muchos kilómetros para poder acceder a un hospital y recibir la vacuna, pero no hay suficientes vacunas y las existencias son para quienes pueden pagarlas, los padres pobres deben resignarse, ya que la vacuna, en el mejor de los casos, supone el sustento económico familiar de una semana y no pueden permitirse ese gasto. Hablamos de esto porque recientemente la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha clasificado las dudas sobre las vacunas como una de las 10 amenazas para la salud mundial en 2019, quizá debería haber añadido que la falta de medios y la predisposición de los países ricos a proporcionar vacunas a los países más pobres, es otra de las amenazas de importancia para la salud mundial.

Comentamos esto a raíz de un artículo publicado en Reuters que habla sobre la epidemia de sarampión en Madagascar, uno de los países más pobres del mundo. En él, algunos padres del país explican cómo se sienten de desprotegidos, cómo han muerto sus hijos, qué han intentado hacer para evitarlo… No tiene sentido que exista una vacuna muy efectiva y que a nivel mundial en 2017 murieran unas 110.000 personas por la enfermedad, aunque también se podría decir que es el resultado de la falta de ayuda, los intereses económicos y la poca voluntad política.

En Madagascar han muerto desde el pasado mes de octubre unas 1.000 personas por el sarampión, la mayoría eran niños, muertes que muestran la sombría realidad de quienes quedan desprotegidos contra una de las enfermedades más contagiosas del mundo. Según la OMS, entre el año 2000 y el año 2017 la vacuna contra el sarampión previno unos 21’1 millones de muertes, de ahí que se considere a las vacunas como una de las mejores compras que se pueden realizar en salud pública.

La pobreza es uno de los grandes riesgos para la salud, el Gobierno de Madagascar no subvenciona la vacuna por falta de medios, sin embargo, al país acuden turistas acaudalados para observar su flora y fauna, para negociar con piedras preciosas, con vainilla, etc. Mientras, la mitad de los niños están desnutridos siendo la tasa de desnutrición la más alta de África. El sarampión es endémico en la isla, pero la última campaña de vacunación fue en 2004, casi dos tercios de los niños no han sido vacunados y como sabemos, la cobertura debe rondar el 95% a fin de evitar la propagación del virus, por lo que es lógico que ahora el país se enfrente a una amenaza importante de salud.

Quizá la OMS debería realizar mayores esfuerzos por hacer que las vacunas lleguen a estos países con recursos muy limitados, no se trata sólo de los antivacunas, también hay que hacer frente a los intereses económicos y políticos, así como a otras cuestiones que impiden el acceso de la población a las vacunas. Como decíamos, os recomendamos leer este artículo publicado en Reuters para tener una idea de lo que puede hacer esta enfermedad en un país donde la cobertura de la vacunación es limitada.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...