Campaña mundial de la OMS «Salve vidas: límpiese las manos»

Hoy se celebra la campaña mundial de la OMS «Salve vidas: límpiese las manos», dirigida en esta ocasión al personal sanitario para que adquiera conciencia sobre la importancia de lavarse las manos. Según la OMS, el 61% de los trabajadores sanitarios no se lava las manos en los momentos necesarios, lo que incrementa el riesgo de infecciones en los pacientes.

Lavarse las manos

Como cada 5 de mayo, la OMS ha puesto en marcha su campaña mundial «Salve vidas: límpiese las manos», iniciativa que tiene como cometido mejorar la higiene de las manos en la atención sanitaria. En este Día Mundial del Lavado de Manos se pretende difundir y consolidar la idea de que una atención limpia es una atención segura, pero también es una medida más económica para prevenir todo tipo de enfermedades, sean tan comunes como un simple catarro o más graves como las diarreas infecciosas. Este año la campaña se centra en el personal sanitario, según los datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud), el 61% de los trabajadores sanitarios no se lava las manos en los momentos necesarios.

La OMS explica que un 31% de los pacientes contrae algún tipo de infección en el quirófano, y que uno de cada dos miembros del personal quirúrgico no se lava las manos, esto es algo incomprensible, sobre todo sabiendo que este personal ha recibido formación sobre la higiene y la necesidad de extremar las precauciones higiénicas durante procedimientos como curar las heridas y retirar los apósitos, la colocación o extracción de un catéter venoso o una sonda urinaria, etc. El mensaje es claro, la higiene en la atención quirúrgica reduce el riesgo de infecciones en los pacientes y salva vidas, por ello, la OMS ha publicado 10 razones por las que se debe participar en esta campaña.

Las razones son las siguientes:

  1. La higiene de las manos en el momento adecuado salva vidas.
  2. La higiene de las manos en la atención sanitaria ha salvado millones de vidas en los últimos años.
  3. La higiene de las manos es un indicador de calidad que destaca la seguridad de los sistemas de salud.
  4. Los problemas de salud, como las infecciones asociadas a la atención sanitaria (IAAS), que a menudo son invisibles pero sin embargo ocurren, son retos políticos y sociales que debemos abordar.
  5. Las infecciones pueden ser evitadas por medio de una buena higiene de las manos, y el daño a la salud de los pacientes y del personal de la atención de la salud se puede prevenir por menos de $10.
  6. ¡Existe tecnología de bajo costo para salvar vidas! La solución desinfectante a base de alcohol, la cual cuesta aproximadamente $3 por botella, puede prevenir las IAAS y millones de muertes cada año.
  7. Existe #handhygiene en los medios sociales, lo cual significa que es un tema importante, ya sea debido a las IAAS o a brotes por enfermedades mortales como el ebola.
  8. El incorporar los momentos específicos para la acción de la higiene de las manos en el flujo de trabajo del personal sanitario facilita hacer lo correcto a cada minuto, a cada hora, cada día.
  9. La prevención de las infecciones es una parte fundamental del fortalecimiento de los sistemas de salud. La higiene de las manos es la base de todas las intervenciones, ya sea al insertar un dispositivo médico invasivo, manipular una herida quirúrgica, o al realizar una inyección.
  10. La epidemia social ya ha comenzado a transmitirse con «Salve vidas: límpiese las manos», una campaña exitosa que promueve la acción del lavado de las manos en el punto de atención del paciente.

Aunque este año la campaña de la OMS ha puesto el punto de mira en el personal sanitario, nosotros queremos recordar los errores que cometemos en nuestros hogares. Aunque la mayoría de personas se lava las manos, el jabón no se suele utilizar de forma habitual, un error, ya que buena parte de los gérmenes no se eliminan sólo con agua. Es necesario lavarse las manos con agua y jabón después de ir al baño, antes de empezar a preparar los alimentos de la comida, antes y después de cambiar el pañal al bebé… se le resta importancia al lavado de manos a pesar de que sea la medida más eficaz y barata para prevenir enfermedades.

Es necesario que los adultos acostumbren a los niños a lavarse las manos, ya que son más propensos a tenerlas sucias y llevárselas a la boca, a los ojos, a la nariz o a las orejas, lugares de entrada para muchos microorganismos. Los niños deben lavarse las manos antes de comer y ayudar a preparar la mesa, después de ir al baño, después de jugar, después de acariciar a las mascotas, si tose y se lleva la mano a la boca, ai se suenan por un catarro, etc. Para que los niños se habitúen a esta práctica higiénica es necesario que los adultos demos ejemplo, lamentablemente muchos adultos no las llevan a cabo.

Hay que diferenciar entre higiene extrema, que no es recomendable porque los niños viven en un entorno aséptico y por tanto son más débiles ante una enfermedad, que lavarse las manos en esos momentos críticos y puntuales como algunos de los citados anteriormente. Es necesario acostumbrar a los niños a que se laven con abundante agua y jabón, frotándose enérgicamente y sin dejar ningún recoveco sin frotar, aclararse bien y secar correctamente con una toalla limpia.

Es un procedimiento que apenas dura unos minutos pero que a la larga evita muchas enfermedades y problemas de salud. Lamentablemente en algunos países en vías de desarrollo, muchos niños no tienen acceso a este mecanismo de higiene básica, de ahí que cada año millones de niños mueran por enfermedades que han sido contraídas a través de las manos. Volviendo a la campaña, lavarse las manos debe ser una práctica presente todos los días del año, si todo el mundo se lavara correctamente las manos, el número de personas que contraen enfermedades se reduciría notablemente. Próximamente hablaremos sobre los beneficios que ofrece el lavado de manos en la infancia y en el ámbito doméstico en general.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...