Uno de cada tres niños del Reino Unido tiene sobrepeso u obesidad

Un estudio ha analizado la evolución del sobrepeso y la obesidad infantil durante las dos últimas décadas en el Reino Unido, aunque la tasa es muy elevada, parece que en los últimos años se aprecia una deceleración y estabilización.

Estudio sobre la prevalencia de la obesidad

Podría parecer que de poco han servido todas las campañas de lucha contra la obesidad infantil que se han realizado durante los últimos años en el Reino Unido, ni las enseñanzas del cocinero Jaime Oliver, ni los programas del gobierno de ayudas en la nutrición, ni otro tipo de iniciativas han logrado frenar la denominada epidemia del siglo XXI. Actualmente y según se concluye en un estudio desarrollado por el King College de Londres, uno de cada tres niños del Reino Unido tiene sobrepeso u obesidad.

Sin embargo, parece que se aprecia una deceleración y la situación está empezando a estabilizarse, al menos en los niños más pequeños, así se demuestra en los resultados de la investigación. De todos modos los expertos aconsejan prudencia y aseguran que no hay motivos para sentirse satisfechos. En este trabajo los investigadores han analizado los registros electrónicos de salud, de más de 370.500 niños de entre 2 y 15 años de edad de los últimos 20 años, desde el año 1993 hasta el año 2013.

Con este análisis se pretendían comprobar los cambios que se han producido en la prevalencia del sobrepeso y la obesidad infantil. El historial de los niños analizados pertenecía a 375 consultas médicas repartidas por todo el Reino Unido, estos datos se habían introducido en el Clinical Practice Research, una gran base de datos que contiene los registros de salud de unos 5’5 millones de pacientes de todo el país.

Del análisis se desprende que en el periodo 1994-2003, la prevalencia del sobrepeso y la obesidad infantil se incrementó en un 8% anual, sin duda, es una cifra muy elevada. Pero en el periodo entre el año 2004 y el año 2013 la tasa se redujo hasta el 0’4% anual, lo que sugiere que aunque sigue creciendo, se ha ralentizado significativamente y parece que se está estabilizando. Quizá ahora es cuando hay que empezar a trabajar para revertir la prevalencia poco a poco.

En términos globales se arroja un resultado pero los datos varían notablemente dependiendo del segmento de edad, así, la prevalencia del sobrepeso y la obesidad entre los niños de 2 a 5 años de edad era de uno de cada cinco en el año 1995, en el año 2007 se situaba en uno de cada cuatro niños. En el segmento de edad de 6 a 10 años, en 1994 la tasa alcanzaba el 22’6% y pasó al 33% en el año 2011. Los investigadores observaron que la cifra más elevada correspondía a los niños de entre 11 y 15 años de edad, en el año 1996 uno de cada cuatro tenía sobrepeso u obesidad, en el año 2013, la cifra se elevó hasta alcanzar el 37’8%, es decir casi cuatro de cada 10.

Estos patrones se reproducen con cifras similares en las niñas y en los mismos segmentos de edad. La cifra más llamativa tanto en niños como en niñas corresponde al segmento de edad de 11 a 15 años y especialmente en la segunda década del estudio. En términos globales se ha apreciado una deceleración y la explicación es que todas las campañas que se han estado realizando durante los últimos 20 años, parecen estar empezando a dar sus frutos, aunque tímidamente.

Los resultados demuestran que hay que seguir trabajando con más énfasis y aprovechar que cada vez más padres están concienciados de que el sobrepeso y la obesidad son un grave problema de salud contra el que hay que luchar. Lo que quizá ya no parezca tan viable es el consejo que dan los autores del estudio, consideran que es el momento de pensar en aplicar el denominado impuesto de la grasa como una medida más en la lucha contra la epidemia del siglo XXI. Es evidente que queda un largo camino hasta lograr reducir la tasa de sobrepeso y obesidad infantil a valores mínimos, seguramente dentro de unos años se volverá a realizar un nuevo estudio para ver cuál ha sido la evolución.

Podéis conocer más detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Archives of Disease in Childhood.

Foto | Colros

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...