Super Nanny

En el canal Divinity de Telecinco, un canal de TDT dedicado al tema de la mujer, se vuelve a emitir desde el mes de junio y desde el primer programa los consejos de la “Super Nanny”. ¿Crees que es la mejor educación para los niños? ¿Es bueno que este tipo de programas tengan tantos seguidores en un tema tan peliagudo como la educación de los niños? ¿Aplicarías sus consejos en tus hijos?

Telecinco, en su canal de contenidos de estilo “femenino” de la TDT, emite de nuevo desde el mes de junio este programa. Existen diversas maneras de criar a los hijos, decidir cuál es la mejor para nosotros, los padres, va a depender de varios factores: desde cuánto tiempo le podemos dedicar a nuestros hijos, hasta dónde llega nuestra  paciencia o cuánto tiempo estamos dispuestos a invertir en su educación o, lo que me parece más importante: ¿Quién educa a los niños? ¿Los padres, la escuela, los abuelos, la sociedad?

¿Por qué tienen tanto éxito los programas de Super Nanny?

La forma de criar a los hijos puede ser muy variada, aunque suele haber dos corrientes muy contrarias: la crianza con apego o crianza natural, que se basa en el respeto de los más pequeños y en criar con amor, cariño y mucha paciencia, y la corriente conductista, en la que podríamos incluir los consejos de la psicóloga Rocío Ramos Paúl (Super Nanny), llena de normas y reglas que los niños deben aprender a seguir.

La pregunta que yo me hago es que habiendo posturas tan divergentes en un tema tan peliagudo como es la educación de los niños, ¿a cuál de ellas debemos aferrarnos? Porque lo que sí es cierto es que nos vamos a encontrar acérrimos seguidores de la clásica Super Nanny así como padres que están totalmente en contra de este tipo de educación conductista y se llevan las manos a la cabeza al ver este tipo de programas y los consejos que utiliza para la educación de los más pequeños.

Por un lado, muchos padres ven en Super Nanny una forma de encauzar a los niños que van sin riendas y sin un rumbo fijo. Creen en los consejos de la psicóloga y los llevan a término sin pensárselo dos veces. Creen firmemente que con esas rutinas, advertencias y tiempos de meditación o métodos para dormir van a poder transformar la conducta de sus hijos.

Por otro lado, me pregunto que en el caso de los niños que salen en estos programas y con estos problemas de conducta tan caótica y exagerada, ¿tienen los niños toda la culpa de su propio comportamiento? ¿Quién necesita ser educado: los  niños o los padres? ¿Se estudian los problemas emocionales de los niños o de los padres para indagar dónde está el problema?

Desde mi punto de vista como madre creo que este tipo de educación solo enseña hábitos impuestos y reglas que se deben seguir con el resultado de “conducta bien hecha igual a premio”. Los padres deben aprender a enseñar esas reglas y los hijos a seguirlas, pero ¿por qué no se investiga qué le pasa realmente al niño? ¿Qué carencias afectivas tiene? ¿Necesita llamar la atención de los padres? ¿No sería más práctico enseñarles a resolver sus problemas emocionales como familia con respeto, cariño y enseñándoles hábitos de conducta respetuosa? ¿No es acaso lo que más necesitan estos pequeños: amor y compresión de los padres y estas reglas y normas hacen justamente lo contrario?

Asimismo, me pregunto qué es lo que hace que tenga tanta audiencia este programa: los consejos que “ayudan” a los padres de forma rápida, fría y aparentemente fácil a educar a sus hijos o las conductas de estos niños pegándose y con estas rabietas tan fuertes y que nos crean tanta angustia a los padres. Yo creo que el debate está servido, como siempre que aparecen este tipo de cuestiones en la educación de los niños, y tú ¿qué opinas? ¿Qué tipo de educación les das a tus hijos? ¿Aplicarías los consejos de Super Nanny con ellos?

Foto por swruler9284 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...