Se hacen demasiadas radiografías de tórax a los niños

Según los expertos de la Clínica Mayo de Estados Unidos, se solicitan demasiadas radiografías de tórax a pacientes pediátricos de forma innecesaria, con ello se incrementa la radiación que recibe el organismo y también el gasto sanitario.

Radiografías infantiles

Un estudio realizado por especialistas de la Clínica Mayo (Estados Unidos) concluye que se están realizando más radiografías de tórax de las que serían necesarias en niños. Los investigadores explican que son radiografías que no ofrecen ningún beneficio clínico a los pacientes, además se están exponiendo a una mayor dosis de radiación y se incrementa el gasto sanitario.

Según los resultados obtenidos, se podría decir que ante cualquier complicación de salud relacionada con la zona del tórax, los especialistas estadounidenses solicitan una radiografía. En la investigación se analizaron los datos clínicos pediátricos de 719 radiografías de tórax realizadas a niños con edades comprendidas entre los 0 meses y los 17 años que fueron asistidos en ambulatorios, salas de emergencia o ingresados en la Clínica Mayo entre el año 2008 y el año 2014.

Las 719 radiografías se clasificaron según los síntomas a analizar, 377 fueron tomadas por dolor en el pecho, 98 por un síncope o desmayo, 21 por síntomas relacionados con el malestar general, 185 por mareos, etc. Se descartaron 82 radiografías porque los pacientes tenían alguna enfermedad cardíaca o enfermedades relacionadas claramente con el tórax. Tras la criba se analizaron 637 radiografías, hasta en el 88% de los casos la radiografía no alteró el tratamiento, es decir, la prueba no ofreció ningún beneficio clínico.

En ninguno de los casos por síncope, mareos, vómitos, etc., se pudo determinar algo a través de la radiografía que cambiara el tratamiento que en principio debería administrarse. Sólo el 12% de las radiografías fueron positivas y ayudaron en el tratamiento de los pacientes que tenían síntomas respiratorios como por ejemplo la tos. El periodo estudiado es amplio, nada menos que cinco años, y los resultados muestran que se ha seguido la misma tendencia, ante determinados problemas de salud se ha solicitado una radiografía, seguramente para asegurar el diagnóstico y descartar posibles complicaciones.

La investigación muestra que quizá hay que afinar un poco más en el diagnóstico, los expertos explican que el abuso de radiografías no hace más que incrementar la dosis de radiación que recibe el niño y se incrementa el gasto sanitario. Para saber un poco más sobre las dosis de radiación, los riesgos que comportan dependiendo de la zona del cuerpo donde se realicen, etc., os recomendamos leer este artículo de Radiology Info, podréis comprobar que en relación a las radiografías de tórax, los riesgos de sufrir problemas como el cáncer son mínimos, ya que la dosis de radiación es muy reducida.

Seguramente estos datos son conocidos por quienes han realizado el estudio, por lo que se puede sospechar que en realidad lo que se pretende destacar es la posibilidad de lograr un ahorro significativo al sistema sanitario al no tener que hacer estas pruebas de forma innecesaria. Ahora bien, ¿cómo se puede asegurar que sea innecesaria?, ¿y si por no haberse asegurado realizando una radiografía el paciente sufriera otro problema?

En todo caso, estas preguntas deberán contestarlas los especialistas médicos. Los responsables del estudio quieren que se optimice la exposición a la radiación, así como el gasto sanitario. Según leemos aquí los investigadores consideran que el estudio podría ayudar a los especialistas médicos como una guía, disuadiéndoles para que no ordenen exámenes innecesarios como una radiografía si no ofrece algún tipo de beneficio al paciente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...