Riesgo de rasgos psicóticos en los niños que sufren muchas pesadillas

Un estudio muestra que los terrores nocturnos y las pesadillas en la infancia, incrementan el riesgo de que en la adolescencia se sufran rasgos psicóticos.

Terrores nocturnos

Una investigación desarrollada por expertos de la Universidad de Warwick (Reino Unido), concluye que existe un mayor riesgo de rasgos psicóticos, en aquellos niños que sufren muchas pesadillas o terrores nocturnos cuando alcanzan la adolescencia.

Según el estudio, el riesgo de sufrir experiencias psicóticas es hasta 3’5 veces mayor en los adolescentes que tuvieron pesadillas frecuentes antes de cumplir los 12 años de edad, con respecto a los terrores nocturnos, sufrir episodios frecuentes en la infancia incrementa el riesgo de tener rasgos psicóticos hasta el doble que los niños que no los sufren. Estos adolescentes también sufrirían delirios y alucinaciones en mayor grado.

Parece ser que la edad es un factor determinante para incrementar este riesgo, en los niños con edades comprendidas entre los dos y los nueve años que sufren pesadillas de forma continua, aumenta el riesgo de sufrir experiencias psicóticas 1’5 veces más en comparación con los niños que tienen pesadillas esporádicas. Los expertos nos explican que las pesadillas son habituales en los niños pequeños, y se reducen a medida que se van desarrollando y creciendo, quienes las sufren se despiertan con temor, preocupación e incluso sufren palpitaciones.

Las pesadillas se originan durante la segunda mitad del sueño REM también conocido como sueño paradójico o sueño desincronizado, en cambio, los terrores nocturnos se producen durante el sueño profundo (no REM) y en la primera mitad de la noche, los niños se despiertan y se sientan rápidamente en la cama sufriendo un estado de pánico. Muchas veces, tras pasar el terror nocturno los niños se despiertan por la mañana sin ser conscientes de lo sucedido por la noche.

Según el estudio, a mayor número de episodios de terrores nocturnos o pesadillas durante la infancia, mayor es el riesgo de sufrir experiencias psicóticas en la adolescencia. Si son pesadillas recurrentes el riesgo se eleva un 16%, si las pesadillas se producen de forma continuada durante periodos sostenidos, se registra un incremento del 56% del riesgo. Con respecto a otros problemas como por ejemplo el insomnio, no existe ninguna relación con los rasgos psicóticos en la adolescencia.

Los expertos aconsejan que los niños lleven un estilo de vida saludable, algo que se asocia a una buena calidad del sueño. La dieta es uno de los pilares importantes, forma parte del estilo de vida saludable, evitar los refrescos y bebidas azucaradas, comer alimentos sanos y frescos, realizar ejercicio físico de forma regular, etc. Es necesario retirar del dormitorio cualquier estímulo que pueda influir en los niños, como las videoconsolas o la televisión, la finalidad es crear un entorno que favorezca al máximo el sueño, para ello hay que crear un ambiente cálido y acogedor ideal para el descanso.

Podéis conocer todos los detalles del estudio a través de este artículo publicado en la Universidad de Warwick.

Foto | Irochka

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...