Revisa la vista de tu hijo antes de la vuelta al cole

Durante las vacaciones escolares los chicos suelen padecer algunas molestias oculares por agentes externos propios de la temporada. Revisar su visión es importante para que el regreso a clases no tenga inconvenientes.

Revisa la vista de tu hijo antes de la vuelta al cole

Durante el verano los pequeños de la casa suelen divertirse un montón, pues aprovechan el clima y las vacaciones para disfrutar de la alberca, la playa y los parques. Sin embargo, esta recreación puede dejar algunas secuelas en los ojos de tus niños.

Los químicos que se añaden a las piscinas, la fina arena de los balnearios, el humo de los coches y hasta el aire acondicionado, pueden generar irritaciones, inflamaciones e infecciones oculares, por lo que es importante concertar una cita con el médico al final de la temporada, a fin de revisar que todo esté en orden para el regreso a clases.

Es común que durante el periodo veraniego los chicos manifiesten que le pican los ojos, o que se noten enrojecidos o secos. Éstas son algunas señales de que factores externos los han afectado, y deben atenderse para evitar problemas visuales.

Aunque las molestias suelen durar poco y sanar solas o con ayuda de un colirio refrescante, es necesario asegurarse acudiendo al oftalmólogo. Recuerda que esta consulta debería ser regular para prevenir o atacar enfermedades a tiempo.

Las cifras hablan

Según cifras de asociaciones que agrupan al gremio de oftalmólogos en España, un 5 % de los niños menores de 6 años de edad padecen patologías oculares de consideración. Lo más grave, es que cuando empiezan a mostrar signos de la dolencia como guiños, estrabismo o tortícolis visual, ya hay un daño importante del órgano y lamentablemente sin posibilidades de que pueda revertirse.

Por ello, especialistas insisten en la importancia de la revisión habitual a partir del año de edad. Esta sugerencia gana mayor preponderancia si en la familia hay antecedentes de padecimientos oftálmicos.

El análisis visual tiene que efectuarlo un oftalmólogo pediátrico, por lo que no es recomendable acudir a una óptica para tal fin. El doctor está capacitado para practicarle una evaluación minuciosa del órgano, además de contar con los aparatos requeridos para ello, lo que no ocurre con los chequeos que se realizan en las tiendas de ventas de gafas.

La ayuda profesional es invaluable

Los pediatras con especialización en oftalmología están formados para tratar adecuadamente con el infante y saben cómo debería comportarse su visión de acuerdo a su edad. Aunque son pocos los médicos de esta área disponibles, los que hay en España son muy reconocidos, así que no lo pienses dos veces y evita ir al optometrista para estos casos. Como se dijo, la primera consulta debería ser antes de que el niño cumpla los 2 añitos y la revisión visual completa puede ser antes de su arribo a los 5 años de edad. Será el doctor quien estime las fechas para los próximos encuentros, dependiendo de los hallazgos.

Si necesitan lentes correctores, se debe hacer una evaluación mucho más periódica, para que no se vean comprometidas sus actividades académicas y sus tareas cotidianas. La elección de las gafas es otro punto a considerar. Éstas deben ajustarse bien a las condiciones específicas del pequeño e incluso a la anatomía de la cara, para que no le molesten y cumplan con su función.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...