Qué tener en cuenta a la hora de comprar calzado infantil

A la hora de comprar zapatos para niños debemos tener en cuenta los consejos de los expertos. Es importante que el zapato sea transpirable, que evite rozaduras u hongos, que tenga la suela flexible, que no resbale fácilmente y que sea ligero.

Consejos para comprar calzado infantil

Cuando los padres tenemos que comprar zapatos nuevos a nuestros hijos suelen surgir dudas para saber si el calzado que estamos comprando es el adecuado para nuestro hijo o bien qué debemos tener en cuenta a la hora de comprar un zapato y no fallar en el intento. Además, en época de crisis los padres intentamos sortear todos aquellos gastos que sean posibles, entre ellos, los zapatos, que suele ser siempre un gasto costoso, pero aunque así sea, es importante para el buen desarrollo del pie del niño que los zapatos tengan una serie de características que lo hagan perfecto para el pequeño.

Con esto de la crisis, hay niños que heredan zapatos de otros niños, amigos o hermanitos, sobre todo si el zapato esta casi nuevo. ¿Hacemos bien heredando zapatos de otros niños? Según los expertos, no. Esto es porque los zapatos suelen amoldarse al pie del niño que los lleva, por lo que no es recomendable que otros niños aprovechen un calzado que ya ha llevado otro niño y que seguramente habrá adoptado la forma de otro pie.

Es importante que el calzado infantil esté realizado especialmente para niños, ya que el pie del niño está en constante crecimiento y las articulaciones todavía son muy blandas. Por lo que un calzado infantil debe ser cómodo, ligero y a ser posible bajo. Es más recomendable zapato que bota y que la parte delantera sea ancha para que los dedos del pie tengan libertad de movimiento. Además, se recomienda que la suela del zapato sea flexible y que no resbale fácilmente.

Por otro lado, el talón (el contrafuerte) debe ir reforzado, de esta forma el pie adopta una forma de caminar más adecuada para su crecimiento, tiene más estabilidad y sujeta mejor el tobillo. Otro de los consejos que me han parecido especialmente interesante es que entre el dedo gordo del pie y la punta tiene que haber una distancia de 1 a 1,5 cm. Esto es importante, porque siempre nos preguntamos si el zapato es el correcto para el pequeño. Por ello, es importante que el material sea transpirable y que al pequeño no le haga rozaduras.

Otra de las cuestiones que nos planteamos en casa es si es bueno que el niño vaya siempre con calzado deportivo. Lo recomendable es que el calzado sea cómodo, ligero, que esté compuesto por materiales transpirables y que evite las formación de hongos o eccemas. También se aconseja que el niño se cambie las deportivas y los calcetines cuando hace deporte, de esa manera se evita que el pie esté húmedo por el sudor.

Un detalle que me ha parecido también muy interesante es la recomendación de los expertos en que a la hora de compara zapatos para niños lo hagamos por la tarde, ya que hay una diferencia del volumen del pie del niño de un cuatro por ciento de la mañana a la tarde y que se pruebe los dos zapatos de los dos pies y de pie, para comprobar que desde un primer momento el calzado es cómodo para el pequeño. Por último un consejo que suele darnos el pediatra y que en el colegio se encargan de recordarlo: el calzado infantil debe facilitar la autonomía del niño, es decir, debe ser fácil de poner y de quitar.

Fuente | hospitaldenens.com

Foto | katerha

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...