¿Prohibido fumar en el coche con niños?

Tabaquismo de tercera mano

El Ministerio de Sanidad del Reino Unido ha lanzado la sugerencia de prohibir fumar en el coche, la justificación es la salud y bienestar de los niños cuyos padres fuman y por tanto se convierten en fumadores pasivos durante los trayectos en coche. Pero no sólo la Ministra del país pide una nueva legislación al respecto, también la solicitan otros grupos, asociaciones y organizaciones, aunque por el momento el gobierno ha hecho oídos sordos.

En el caso del Ministerio de Salud, un argumento de peso son los datos resultantes de las actuales leyes antitabaco, gracias a que no se fuma en espacios públicos cerrados, se determina que se redujeron un 12’3 % las hospitalizaciones por asma infantil sólo un año después de que la ley antitabaco entrara en vigor, en el año 2007. Pero no se habla sólo de salud infantil, también de la mejora de la salud adulta, la reducción de accidentes de tráfico y otras cuestiones beneficiosas que serían resultantes de una prohibición de fumar en los vehículos.

A estas cuestiones responde el Primer Ministro indicando que en todo caso, se podría aplicar una prohibición de fumar sólo si en el coche viajan niños. Los datos avalan este tipo de medidas, el mencionado 12’3% de reducción de hospitalizaciones por asma en el 2008 ha ido incrementándose, demostrando que los beneficios de la prohibición del tabaco en espacios cerrados se mantienen e incrementa con el tiempo. Los especialistas de salud indican que antes de que se aplicara esta ley del tabaco, se sufría un incremento del 2’2% de ingresos anuales por asma grave, se puede decir que se terminó dando la vuelta a la situación.

Se reivindica un ‘Prohibido fumar en el coche con niños‘, y para ello se aportan estudios científicos oportunos que conciencien a las autoridades y terminen legislando sobre el tema. Un ejemplo es el artículo publicado en la revista científica Pediatrics y del que se han obtenido algunos de los datos citados. De aprobarse una medida de estas características, no sería extraño que terminara secundándose en el resto de países comunitarios, reduciendo un poco la exposición de los niños al humo del tabaco. Claro, que también se tendría que tener en cuenta que esta medida no sería del todo efectiva, merece la pena retomar la lectura del post Tabaquismo de tercera mano, en su lectura podíamos saber que los efectos del tabaco van más allá del humo del momento.

Los metales pesados resultantes del humo del tabaco se depositarían en los asientos del coche cuando los padres fumaran sin que los niños estuvieran presentes, estos metales también provocarían problemas de salud a los niños. Como hemos indicado, ya no es sólo la cuestión del humo, sino la carga perjudicial que se deposita en todos los objetos. La guerra contra el tabaco es lenta y poco a poco se van ganando batallas, no tardaremos mucho en saber si finalmente se prohíbe fumar en los coches que transportan niños y si esta normativa termina extendiéndose al resto de países comunitarios.

Vía | BBC News
Foto | Goka2000

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...