¿Por qué son perjudiciales los dibujos de “Bob Esponja” para los niños pequeños?

A través de un estudio realizado en la Universidad de Virginia en EEUU se ha sabido que los dibujos animados de “Bob Esponja” no son adecuados para los niños menores de 6 años. Incluso no se especifica si siquiera lo son para esa edad. El ritmo demasiado rápido y acelerado de la serie provoca en los niños nervios, incapacidad de concentración, falta de atención e inquietud.

Antes de explicar a qué se refieren con lo de “perjudicar” diremos que el estudio en el que se basan está hecho sobre un grupo de sesenta niños de 4 años. Aclaro esto porque los productores de “Bob Esponja” se defienden alegando que la serie está dirigida a niños de 6 a 11 años, con lo que, personalmente, creo que estamos ante otro problema para los padres y es que no sólo tenemos que vigilar la franja horaria de protección del menor (que no se cumple), sino que dentro de ese horario debemos vigilar si los dibujos animados son o no adecuados para la edad de nuestros hijos.

Los populares dibujos de “Bob Esponja” no son adecuados para los niños más pequeños.

Dicho esto explicaremos que para afirmar que “Bob Esponja” perjudica a los niños, deberíamos puntualizar en qué. Por lo visto, según la revista “Pediatrics” que saldrá en octubre y que publicará este estudio, esta serie de dibujos animados puede provocar problemas en el aprendizaje en niños menores de 4 años, provocando también un “déficit de atención”. Es decir, puede provocar pérdida de capacidad de concentración y atención. Por lo visto el ritmo acelerado de la serie provoca que los niños se vuelvan más irreflexivos, nerviosos e impulsivos.

Este estudio se realizó de la siguiente manera: se dividió el grupo de sesenta niños en tres, en un grupo pusieron “Bob Esponja”, en otro la popular serie de “Caillou” y en otro grupo solo dieron lápices para pintar. Acto seguido se realizó el estudio. A todos los niños se les propuso una serie de pruebas para valorar su capacidad de concentración, de atención y su autocontrol. Los resultados fueron evidentes: los niños que vieron “Bob esponja” fueron los que dieron peor resultado y se mostraron más inquietos, impulsivos e impacientes.

La cuestión es que en este estudio, tampoco aclaran si la edad correcta tal y como indica la compañía Nickelodeon es desde 6 a 11 años, ya que según Angelina Lillard, autora de este estudio, cada niño crece y va mejorando con el tiempo sus propios estímulos y por lo tanto aprenden a manejarlos. Está claro que los niños se verán afectados dependiendo de su carácter y de su maduración, ninguno lo hace de la misma manera. Según Angelina Lillard, afirma que han visto este tipo de efectos en niños de seis años, por ejemplo. Para ella, lo importante es que los padres vigilen lo que los niños ven y sobre todo el tiempo de exposición a la televisión.

Foto por cutemosaic.com en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...