Obesidad infantil: Argentina es el país con mayor índice de la patología

Los riesgos de la obesidad infantil

La obesidad infantil es una patología que en los últimos tiempos ha ido ganado terreno, ya que cada vez son más los niños y adolescentes que sufren de este trastorno, causado principalmente por los malos hábitos alimenticios, el sedentarismo provocado por el uso constante de la computadora y el consumo habitual de comida basura.

Los tiempos han cambiado, por eso, en la actualidad, cada vez es más común ver por las calles a cientos de niños que llevan en sus manos algún producto alimenticio del tipo snack o golosinas que no sólo no aporta nutrientes, sino que además suele ser el factor principal que conduce al sobrepeso.

Por otra parte, las nuevas costumbres de las familias y, sobre todo, de las familias disfuncionales, ha provocado que los niños pasen gran parte de su día frente a la pantalla del ordenador, que, además de ocasionar sedentarismo, también influye en la aparición de los malos hábitos alimentarios.

En este contexto, Argentina es uno de los países que mayor nivel de obesidad infantil ha reportado en los últimos años. De acuerdo con un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud, la mencionada nación sudamericana lidera el ráting de obesidad infantil en Latinoamérica.

Según las cifras publicadas por la OMS en su informe, Argentina presenta la mayor cantidad de niños menores de 5 años que sufren sobrepeso, con las consecuencias que esto representa en lo que se refiere a la epidemia de enfermedades crónicas, entre las que se destacan la hipertensión arterial, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, las insuficiencias renales y la propensión al stroke y el deterioro cognitivo precoz, todas originadas por la obesidad.

Al respecto, la médica cardióloga Mónica Díaz, directora del Consejo Argentino de Hipertensión Arterial y miembro de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial, puntualizó el hecho de que la obesidad puede dar origen a la temida hipertensión, y al respecto destacó:

«Los pacientes obesos tienen más riesgo de ser hipertensos y de tener menos controlados los factores de riesgo cardiovascular. En este sentido hay que prestar mucha atención en los chicos, porque suelen tener cifras de presión más altas que los chicos delgados y esto puede ser un predictor de hipertensión en la edad adulta».

Para evitar estas graves consecuencias, la OMG realiza constantemente campañas para concienciar a la población, sobre todo dirigidas a los padres de niños en plena etapa de desarrollo, momento en el que corren mayor riesgo de padecer obesidad.

En esa línea, es importante mantener el peso adecuado, realizar ejercicio físico de manera regular, establecer buenos hábitos y consumir alimentos sanos que provean de nutrientes y proteínas, evitando por supuesto el consumo de comida basura.

Al respecto, la doctora Díaz subrayó:

«Cuando se baja de peso, bajan los valores de presión arterial. No se trata solamente de compromiso personal, para esto se requiere, de más atención por parte del Estado a través de políticas de salud pública, y de parte de la industria de los alimentos, de generar productos con menos azúcar, menos sal y menos grasas saturadas».

Cabe destacar que, por su parte, la Liga Mundial de la Hipertensión asegura en sus constantes campañas que la clave para reducir la aparición de factores de riesgo relacionados con la hipertensión radica en establecer un verdadero cambio en el estilo de vida, que permita reducir los riesgos de sufrir obesidad.

Por ello, los niños deben consumir diariamente la cantidad necesaria de frutas y vegetales, disminuir el consumo de quesos, snacks, fiambres, salsas, conservas, dulces, golosinas y todo lo perteneciente a la categoría de comida basura, además, por supuesto, llevar una vida sana y practicar algún deporte.

Vía | Infobae
Foto | Colros

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...