Niños con estrés a causa de la crisis

La crisis está afectando a las capas más pequeñas de nuestra sociedad, a los niños. Esto es porque en los hogares donde la crisis se está ensañando más, los niños viven con estrés la situación sin llegar a comprender el porqué de esta nueva realidad.

La infancia es la etapa de la inocencia

Vivimos en un periodo de tiempo donde la palabra ‘crisis’ aparece constantemente en nuestra cabeza ya que aflora en cualquier conversación o es la excusa perfecta para cualquier cambio que se nos presente. Y lo cierto es que la crisis tiene mucha culpa de lo que estamos viviendo hoy en día. Lo que pasa, es que los adultos podemos entender más o menos lo que sucede a nuestro alrededor, pero los niños no. Sobre todo los niños que están acostumbrados a un nivel de vida y de repente, ese nivel baja considerablemente.

De hecho la infancia es, o al menos debería ser, el periodo de felicidad de los niños. Un momento de inocencia y de despreocupación alejados de los problemas de los mayores, una etapa que les ayuda a forjar su personalidad y a entender poco a poco los caminos de la vida. La teoría debería ser esa, la etapa de la infancia debería de ser un momento feliz para los niños, pero muchas veces y más hoy en día, no es así. Hablamos de los niños de nuestra sociedad, porque si nos tenemos que referir a los niños del mundo, entonces el tema sería otro.

Por lo que muchos niños de clase media de nuestra sociedad padecen el fenómeno crisis. La forma de saberlo es su comportamiento o su actitud frente a los problemas que les surgen en el día a día. Algunos ejemplos de síntomas de que padezcan ese estrés relacionado con la crisis son la falta de apetito, problemas con el sueño, apatía, tristeza, fracaso escolar, dolores de estómago o de cabeza, llantos frecuentes sin causa aparente, cambios de carácter, etc. Estos niños, según los expertos, no acuden a la consulta por problemas de estrés, sino por algunas de estas dolencias.

Pero lo cierto es que cuando en casa hay problemas económicos que están afectando a la dinámica familiar los niños pequeños ven como los padres están de mal humor, tristes o afectados por la situación que están atravesando. Además, cuando el pequeño ve que no puede hacer las mismas actividades como antes o que los padres no les pueden comprar tantos juguetes, es cuando el pequeño siente que hay un problema y lo somatiza con síntomas físicos, pero el verdadero problema está en como están afrontando ellos la crisis o de qué manera el niño busca una salida hacia esos problemas que no sabe hacer frente porque realmente no son para su edad.

Por lo que los expertos, como Arancha Ortíz, psiquiatra de niños y adolescentes del Hospital Universitario La Paz de Madrid, aconseja: ‘Aun siendo pequeños perciben que algo pasa y hay que explicarles que hay un problema, pero que saldrán adelante‘ y añade que ‘Jamás hay que quitar la esperanza a un niño‘. En el caso de niños acostumbrados a jugar con juegos de ordenador o niños a los que se les tiene acostumbrados a muchos juguetes, lo ideal es estimular la imaginación para que aprendan a jugar sin tantos juguetes e intentar pasar más horas de juego con ellos.

Fuente | abc.es

Foto | abbybatchelder

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...