Marcar las pautas de la alimentación infantil en verano

Con la llegada del verano es necesario procurar mantener los hábitos de alimentación infantil que han imperado a lo largo del año, los niños tienen que realizar las cinco comidas al día, que la dieta esté constituida principalmente por productos frescos y saludables, que se respeten los horarios de las comidas salvo en contadas excepciones, etc.

Nutrición de los niños en verano

Con el fin de la temporada escolar y el inicio de las vacaciones, algunas normas que se han mantenido a lo largo del año se relajan, se modifican hábitos y rutinas, la hora para ir a dormir, la hora de las comidas, los menús pueden variar aumentando el número de comidas más informales, como los bocadillos por ir a la playa o la piscina, etc. Algunos cambios son contraproducentes, a pesar de las vacaciones algunas rutinas deberían mantenerse, especialmente en lo referente a la dieta y los horarios de las comidas.

Es necesario marcar las pautas de la alimentación infantil en verano, seguir una serie de reglas básicas que pueden ser flexibles en alguna ocasión, pero procurando que sean la tónica habitual. Se deben cumplir el número de comidas y los horarios, consumir alimentos nutritivos que contribuyan al desarrollo de los niños y al buen estado de salud, hay que evitar que coman cualquier cosa y a cualquier hora, algo que ocurre en muchas ocasiones durante el periodo vacacional.

Por la mañana, el desayuno no puede faltar y debe ser de calidad, es necesario evitar los productos de bollería industrial que lo único que aportan son calorías vacías y otros elementos que no nutren al organismo. El desayuno debe estar constituido por productos lácteos como la leche, el yogur o el queso, fruta fresca, unas tostadas o unos copos de avena naturales, unos frutos secos, etc., alimentos que proporcionarán a los niños la energía necesaria para afrontar las primeras horas del día.

A media mañana un tentempié ayudará a los niños a mantener su ritmo hasta la hora de la comida, debe ser un almuerzo similar al que se le proporcionaba durante la temporada escolar. Las comidas deben ser refrescantes y nutritivas, en verano merece la pena tener en cuenta esas comidas que son ligeras pero que aportan una buena carga de vitaminas, minerales y otros nutrientes de calidad, por ejemplo, el salmorejo, el gazpacho y las ensaladas son fáciles de tomar y lidian bien con la reducción del apetito debido al calor. Las comidas rápidas, los fritos y otros productos preparados son alimentos que no se recomiendan, ni nutren del mismo modo ni favorecen la digestión, son recursos que se pueden tomar de forma muy esporádica.

La merienda es una comida que debe estar formada por alimentos que sean saludables y que aporten la energía necesaria a los niños según su actividad, siendo los productos ideales los similares a los del desayun, pero en menor proporción. Claro que, para hacer más apetecible una fruta o un yogur, se puede recurrir a otras formas de preparación, por ejemplo, congelar la fruta y el yogur para convertir estos alimentos en un tentempié refrescante y saludable, después se tritura y se obtiene algo muy parecido a un helado. La cena debe estar formada por alimentos que no sean pesados y que sea refrescantes, de este modo se facilitará la digestión y el descanso, hay que destacar que en todas las comidas deben predominar los alimentos frescos y naturales.

A todo esto, hay que añadir que debemos vigilar que los niños beban suficiente agua a lo largo del día para que estén perfectamente hidratados. A la hora de dormir, aunque somos algo más tolerantes, hay que intentar en la medida de lo posible que los niños no se acuesten tarde y que duerman las horas necesarias para garantizar el correcto descanso, recordemos que el tiempo de sueño varía dependiendo de la edad, así, un niño de dos años debe dormir al menos 13 horas, un niño de entre 3 y 4 años un mínimo de 11 horas, y un niño de 6 a 10 años, al menos 10 horas.

El verano no debe ser sinónimo de abandono de las rutinas, además, cuando acaben las vacaciones, resultará más sencillo retomar las pautas que se mantienen a lo largo del año.

Foto | Bruce Tuten

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...