Los perros pueden ayudar a los niños a leer mejor

Un programa que nació en el año 1999 en los Estados Unidos permite mejorar la lectura en los niños y estimularles para que lean más.

perrosdiv>

Los perros pueden ayudar a que los niños lean y les pueden ayudar a que adquieran el hábito de la lectura. También pueden ayudar a que niños con problemas de aprendizaje o problemas, como por ejemplo el Trastorno Generalizado del Desarrollo (espectro autista), aprendan a leer. Esto es gracias a organizaciones como la ITA -Intermountain Therapy Animals-, con más de 20 años de experiencia en la interacción de los animales en la vida de las personas.

Esta organización creó el programa R.E.A.D. en el año 1999, en los Estados Unidos. El primer proyecto piloto se puso en marcha en una biblioteca pública de Salt Lake City, que es la capital del estado de Utah, en los EE.UU. Esta experiencia resultó muy gratificante y motivadora para que los niños aprendieran a leer, por lo que este programa se extendió a ciudades de todo el mundo tanto dentro de los EE.UU como en Canadá, Finlandia, Noruega, Suecia, España, Holanda, Eslovenia, Italia, Gran Bretaña y Sudáfrica.

La cuestión es que este programa lo que hace es motivar a los niños para que lean a los perros, unos perros entrenados para este trabajo. Leer a un perro que se presta a escuchar un cuento crea un entorno agradable para los niños, acogedor, relajado y seguro. Además, la compañía del perro estimula y motiva a los niños para que se esfuercen en leer bien. Parece ser que está teniendo mucho éxito, tanto es así, que en España hay dos colegios que lo han puesto en práctica con muy buenos resultados.

La presencia de esta iniciativa en España se centra en un programa subvencionado por el ayuntamiento de Tres Cantos y que se imparte en dos centros del municipio. Parece ser que es efectivo, sobre todo cuando hay niños con Trastorno Generalizado del Desarrollo – del espectro autista -. Este tipo de lectura ayuda a los niños a comprender mejor la lectura y les ayuda a tener alta su autoestima, haciendo mejorar así las competencias de lectura. Este proyecto ya tiene otros centros dentro de España que se han interesado.

Para que el equipo funcione correctamente tiene que estar presente el cuidador del perro, que supervisa la clase, el perro tiene que estar tranquilo y con todas sus necesidades cubiertas y el niño con ganas de leer y compartir ese rato de lectura. No obstante, el cuidador llega a pasar completamente desapercibido, ya que se crea un atmosfera tranquila que permite la conexión entre el niño y el perro. En mi opinión, creo que puede ser un buen sistema cuando los niños tienen problemas de lectura, cuando presentan ansiedad por leer ante el público o cuando sienten frustración porque no saben leer bien. ¿Qué opináis de este proyecto?

Vía | perrosyletras.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...