Los niños más generosos con otros son criados por padres más amorosos y comprensivos

Los hijos que demuestran ser más generosos son criados por padres que son más amoroso y con valores más firmes

Los padres amorosos crían hijos más generosos

Es muy importante hablar siempre sobre la educación y los valores ya que esta es la base para todo tipo de relaciones, bien sean familiares o amistosas, los niños siempre necesitan que los eduquen con buenas bases ¿y qué mejor manera que enseñándoles a ser generosos?

Todos los niños aprenden cosas a medida que van creciendo y todos van viendo cómo se comportan sus padres, qué hacen y todo esto influye en lo que ellos serán.

La rutina se vuelve un hábito y lo mejor es que siempre le enseñes a tu hijo a tener ciertos valores esenciales para que el adulto del futuro siempre tenga en mente lo que aprendió de su padre o madre.

De hecho, es importante mencionar un estudio hecho recientemente, en este quedó demostrado que los niños que son criados con amor, niños que son criados por madres generosas o amorosas normalmente buscan ser iguales que ellas.

Los niños generosos dicen mucho de sus padres

El estudio que comentábamos en las líneas anteriores, fue publicado en la popular revista “Frontiers in Psychology: Emotion Science” en el cual se le pudo dar un seguimiento a setenta y cuatro niños y el propósito era estudiar cómo repercutía la relación con sus madres y su desarrollo para ser o tener habilidades generosas.

Para evaluar esto se llevaron a cabo 2 tipos de pruebas, cuando los niños tenían 4 años y cuando tenían 6 años, vamos a conocer más a fondo en que consistieron estas dos pruebas.

1 – Primera prueba a los niños

En esta prueba los niños como premios ganaban fichas, y por último se les decía que podían donar parte de sus fichas o si quería todas, a otros pequeños que no habían podido ir a ese evento por encontrarse enfermos o por alguna otra complicación.

En este momento del estudio, se les puso a los pequeños un monitor que se encargaba de medir la frecuencia cardiaca de los mismos.

2 – Segunda prueba a las madres

Esta fue una encuesta que se le realizó a madres en la que se le daban algunas respuestas sobre el amor sensible hacia sus pequeños y también hacia los demás.

Las mamás escogieron textos que decían: “prefiero participar en acciones que ayudan a mi hijo a participar en acciones que me ayudarían» «Prefiero sufrir yo mismo que ver sufrir a alguien más (un extraño)».

«Aquellos con los que me encuentro a través de mi trabajo y mi vida pública pueden asumir que estaré allí si ellos me necesitan» Todas estas eran frases que ellas mismas podían elegir en sus test.

3 – Resultados de estos estudios

Al ver los resultados de estos dos estudios los pequeños estaban más dispuestos a dar sus fichas a otros que las necesitasen. Esto deja mucho de qué hablar y es que allí pudieron apreciar 2 tipos de sentimientos, amor y la generosidad.

Es importante aclarar que la generosidad de los niños se encuentra totalmente respaldada por la unión de las experiencias o las vivencias con sus seres queridos, “el amor de la madre” la manera de actuar de los pequeños dice mucho de la crianza de los padres, cada vez más y esta no fue para nada la excepción.

En las pruebas que se hicieron tanto a los 4 como a los 6 años en el conocido registro se indicó que los pequeños que dieron las fichas se hallaban más tranquilos e indicaban una regulación fisiológica más controlada luego de la actividad haciendo la comparación con los niños que dieron poquitas fichas o los que no dieron ninguna de ellas.

Debido a esto los investigadores dan una explicación; y se debe a que las madres que son compasivas tienden a desarrollar relaciones emocionales muy cercanas con sus pequeños y al mismo tiempo pueden darles el mejor de los ejemplos para ser compasivos con las necesidades de los demás.

Educar con amor quiere decir “niños generosos y comprensivos”

Educar no es una tarea fácil, eso es totalmente cierto, pero tampoco es imposible. Todos y cada uno de los niños pueden aprender a ser generosos si tienen padres que tienden a serlo, esto es algo que se aprende poco a poco, es un aprendizaje que van adquiriendo poco a poco.

Si quieres educar a tus hijos con amor nosotros nos encargaremos de darte algunos consejos para ello:

1 – Enséñales valores

Tal vez suene muy repetitivo, pero enseñarles a nuestros hijos los valores y la importancia que tienen cada uno de ellos es fundamental para su aprendizaje. El amor es el valor más importante de todos debido a que gracias a él pueden aprender a amar a los demás sin necesidad de ser personas cercanas.

2 – Enseñarles el secreto de tener paciencia

La paciencia es una virtud que no todo el mundo posee, pero esto es clave para tener niños más comprensivos, así que, ¡enséñale lo que es la paciencia!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...