La moda de los baby shower va en aumento

Aunque no se trata de una celebración propia de nuestra cultura, lo cierto es que la moda de los baby shower va en aumento y es cada vez más frecuente celebrarlos.

baby shower

Hace unos años, en España casi nadie sabría lo que era un baby shower, más allá por supuesto de lo que se pueda suponer por la traducción de la palabra inglesa. Precisamente por el idioma puedes deducir que se trata de una tradición americana con la que nos encontramos que la globalización nos ha traído hasta nosotros. En caso de que no seas de esas madres modernas de hoy en día, y estés aún sin saber de qué estamos hablando cuando nos referimos al vocablo te adelanto que se trata de una celebración con la que se muestra al bebé a familiares y amigos, es como una especie de primera presentación social.

Evidentemente, como cualquier otra de las fiestas que luego celebraremos a lo largo de la vida del pequeño, nos encontramos con que en realidad hay prácticamente de todo. Se preparar una buena comida, en general en forma de tapas, pinchos y cosas para picar; se hacen brindis, se le entregan regalos a la madre para el pequeño, y por supuesto, hay algunos detallitos para recordar la fecha. Aunque estos últimos suelen ser actualmente más de comer o más de pequeñas cosas que poco tienen que ver con los bautizos o comuniones, sí que es verdad que en la práctica, no son más que adelantar la presentación del pequeño al mundo a los pocos días de su vida.

En España, no solamente ha crecido la moda de tomar esa costumbre americana de los baby shower para hacer ese tipo de celebraciones como si de algo tradicional se tratase. Es más, nos encontramos con que hay un montón de negocios que han nacido y que crecen gracias a esa trradición. De ese modo, se están generando nuevos puestos de trabajo por una demanda que va en aumento y que engloba a varios sectores que además de preparar los eventos más clásicos de nuestra sociedad, ahora también hacen fiestas de bienvenida al mundo al más puro estilo americano.

Particularmente, creo que un baby shower debe o no hacerse según lo decidan los propios padres. Hay muchos que consideran que cuando el niño es tan pequeño debería respetarse un poco más la privacidad y dejar para un poco más adelante los eventos sociales. Otros sin embargo, están tan contentos con la criatura que quieren gritarlo a los cuatro vientos. Como digo, es una cuestión de elecciones personales y ninguna de las dos hace daño a nadie y es completamente respetable. ¿Tú con cuál te quedas?

Imagen: Frosted with Emotion

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...