La educación de los hijos, clave del desarrollo

familia2

Vivimos inmersos en un momento de cambio, resulta paradójico como lo que inicialmente se presentó como un ciclo económico más en su tramo descendente, ha ido poniendo de manifiesto la intrínseca e indivisible relación entre los valores –compromiso, responsabilidad y respeto- y la economía. No es de extrañar,  ya que si analizamos la educación de los hijos desde un prisma teórico, nos daremos cuenta de cuanta importancia tiene uno de los conceptos básicos de análisis en el ámbito del emprendimiento y, ¿qué es la educación sino una de las mayores empresas a la que nos enfrentamos los seres humanos?, si… educar no es una labor sencilla, sin embargo, si somos capaces de analizar por un lado las variables que intervienen y hacemos un símil con el conocido método DAFO –Debilidad, Amenaza, Fortaleza y Oportunidad- nos daremos cuenta que, una de las claves de la educación y la formación de los hijos es, sin ningún asomo de duda, el ejemplo.

Mientras las debilidades son nuestras propias frustraciones y las amenazas el mundo exterior, las oportunidades las aportan ellos con su esencia en bruto y las fortalezas, nuestro ejemplo y la solidez con la que nuestros actos van de la mano con nuestros discursos.

La mayor parte de las personas que se enfrascan en la ardua labor de transformar a esos pequeños seres humanos 100% emocionales y en bruto en seres humanos con valores y herramientas, se enfrentan a una dicotomía cuyo análisis previo es fundamental para determinar el procedimiento a seguir y el tipo de educación que queremos transmitir a nuestros hijos. Hoy estamos en el otro lado de la línea, hoy nuestro objetivo es formar. En este sentido, mucho de lo transmitido por nuestros progenitores se repite per se, sin que ni tan siquiera nos de tiempo a reflexionar sobre ello, nuestra respuesta es la misma que nuestros padres tuvieron con nosotros, conocido como la educación reproductora de la experiencia. Sin embargo, nosotros no somos nuestros padres y el momento histórico que les ha tocado vivir a las nuevas generaciones tampoco es el mismo al que se enfrentaban nuestros padres cuando éramos pequeños nosotros.

Hoy, somos conscientes que  la Belle Epoque no fue solo un asunto financiero, el “todo vale” afectó a los procesos educativos y las herramientas que van a necesitar para enfrentar el nuevo ciclo en el que deberán desenvolverse, también han variado.

Como padres, debemos ser conscientes que la asunción de responsabilidad, el cumplimiento de los compromisos, el autocuidado, el respeto mutuo, la generosidad, son valores sobre los que debe asentarse cualquier proceso formativo y, para ello, los niños necesitan un espejo, un ejemplo a seguir.

Valores y formación

Cada núcleo familiar tiene su propio modelo formativo, prioridades diferentes con una misma base, sólida idealmente, en valores, los niños – sea cual sea el estilo de vida, lo rápido que avance el mundo en la actualidad, la falta de tiempo, los problemas, etc.- necesitan un ejemplo y un referente, necesitan que les enseñen a decir “no” y a ser consecuente con sus decisiones y comprometido con sus responsabilidades.

¿Cómo se inculca la ética?

Si quiere que sus hijos sean éticos, primero debe serlo usted mismo, hablar de honestidad y responsabilidad es importante, pero lo es aún más que sus hijos vean esos valores en usted. Sus acciones afectan al desarrollo de sus hijos y es su comportamiento el que deja una huella en ellos.

Los niños son muy veloces y tienen capacidades que, como adultos, hemos olvidado. En ocasiones, nuestros actos se contradicen con la transmisión de valores creando en los niños confusión e inseguridad.

No olvide que el mundo al que se enfrentarán sus hijos es una incógnita, no podemos prever qué sucederá en sus vidas, pero debemos cerciorarnos de que acumulen las herramientas necesarias para responder ante cualquier escenario que se les presente, con honestidad, con respeto, con solidaridad y con compromiso… Es la mejor herencia que podemos dejarles.

Foto | Pierre Bédat

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...