Juguetes de inspiración Montessori perfectos para regalar

Juguetes Montessori que favorecen la autonomía de los niños

Montessori

El método Montessori es un tipo de enseñanza cuyo principal objetivo es el desarrollo integral de los más pequeños, tanto a nivel físico como intelectual. Para ello, uno de los requisitos más importantes es comprender las preferencias y las necesidades de la infancia en todas y cada una de sus etapas. A través de diferentes herramientas, se busca estimular el aprendizaje desde la exploración, la autonomía y la mejora progresiva de las habilidades motoras.

Uno de los principios de la filosofía Montessori es la autonomía. Se trata de un modelo pedagógico que promueve la autonomía de los más pequeños como requisito indispensable para que crezcan sanos y felices. Por el contrario, si somos los adultos los que hacemos todo por ellos, no les permitimos que se desarrollen plenamente.

Es algo que todos los padres podemos empezar a hacer desde que nuestros hijos tienen 18 meses. Según los expertos, es a partir de esta edad cuando los más pequeños comienzan una etapa de descubrimientos. Comienzan a explorar y entender el mundo que les rodea, y ellos empiezan a imitar los gestos y las actividades que hacemos los adultos.

Hasta los seis años, la autonomía de los niños está relacionada con sus habilidades físicas. A medida que los más pequeños van creciendo, la autonomía también implica otros aspectos, como la toma de decisiones, la iniciativa a la hora de hacer las cosas y la resolución de conflictos.

Juguetes Montessori para los niños

Para potenciar la autonomía de los niños, hay varios juguetes que recomiendan los expertos. Uno de los mejores es la bicicleta de pedales, que ofrece entretenimiento y diversión a partes iguales. Además, es una herramienta que estimula la capacidad de control de los movimientos del cuerpo, al tiempo que mejora la coordinación, la orientación espacial y el desarrollo del equilibrio.

Para potenciar el desarrollo motor de los más pequeños, las tablas curvas son muy útiles. Aunque es un juguete con un diseño muy sencillo, es imaginativo, versátil y polivalente. Los beneficios que aporta son los siguientes: proporciona un juego evolutivo, mejora el equilibrio y la motricidad y favorece la creatividad.

Los correpasillos son uno de los juguetes preferidos de los niños cuando empiezan a dar sus primeros pasos. Se lo pasan en grande durante los desplazamientos y, además, ganan equilibrio y seguridad. Los carritos de muñecas son un una gran alternativa porque así pueden trasladar a sus muñecos o peluches, desarrollando así el juego simbólico.

Los juegos de construcción sin fantásticos para desarrollar la visión espacial y el pensamiento lógico-matemático. Además, con las construcciones libres los niños pueden explorar las leyes de la física y poner su ingenio a prueba para resolver cualquier tipo de conflicto técnico.

Las tiendas de campaña infantiles, también conocidas con el nombre de tipi, son uno de los mejores elementos Montessori. Representan un espacio para jugar, donde los niños pueden sentirse independientes y dejar que su imaginación vuele libremente. Las tiendas de campaña infantiles les permiten poner a prueba su autonomía y desenvolverse en base a sus capacidades.

La torre de aprendizaje es uno de los elementos fundamentales en la autonomía de los niños. Es una estructura de madera a la que pueden subirse con total seguridad para estar a la misma altura de los adultos, y de esta forma integrarse en su entorno mediante el descubrimiento y la exploración. Aporta una gran libertad de movimiento y autonomía y, además, los más pequeños pueden fortalecer su autoestima.

Existen muchas maneras distintas de potenciar el desarrollo cognitivo de los niños a través del juego. Podemos ofrecerles juguetes que permitan su reconocimiento visual a través de la identificación de formas y colores, como por ejemplo los cubos con piezas encajables. Este tipo de juguetes despiertan la curiosidad de los niños desde muy pequeños, y les aportan beneficios como la capacidad de razonamiento y el desarrollo de la motricidad fina.

Los juegos con letras manipulativas son la mejor opción para los niños que empiezan  a iniciarse en la lectoescritura. De esta manera, mediante el reconocimiento de las letras, los niños van aprendiendo poco a poco a formar palabras desde la curiosidad, el juego y la estimulación de los sentidos.

Estos son los mejores juguetes de inspiración Montessori para los niños.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...