Integración de los niños sordos, en Andalucía brilla por su ausencia

En el vídeo podemos ver a una madre hablando con su hija de seis años mediante el lenguaje de signos, es una niña sorda que estudia en el colegio Buen Pastor de Sevilla, un colegio para niños oyentes y por ello, la madre se ve obligada a sufragar los gastos derivados de la contratación de una profesora que enseña a través de la lengua de signos a la niña. La madre quiere que su hija esté en las mismas condiciones que el resto de niños y para lograr la integración de los niños sordos, qué mejor que convivir con el resto de niños.

La madre reclama ahora a la Junta de Andalucía que sufrague los gastos derivados de la educación de su hija, estos superan los 1.000 euros mensuales, la Asociación para la Integración de las Personas Sordas (ACISO) está de acuerdo con esta reivindicación y argumenta que está amparada por la ley. Personalmente creemos que para lograr una plena integración es necesario que todos los niños convivan y se eduquen en un mismo marco, esto es algo que resultaría beneficioso en edad adulta para todos. Ahora se habla de una niña sorda, pero hemos conocido otros casos de niños especiales que son rechazados por los colegios o que en su defecto no adoptan las medidas necesarias para que puedan superar barreras físicas como por ejemplo poder ir al baño o subir unas escaleras.

María José Abad, la madre de la pequeña, solicita a la delegación una profesora que conozca el lenguaje de signos y que ayude a su hija a tener acceso a los mismos conocimientos y oportunidades que tienen el resto de sus compañeros, y por supuesto, que no tenga que pagar los gastos escolares que hasta el momento ha tenido que pagar. La Junta de Andalucía no está de acuerdo e indica que es algo inviable, una niña sorda no puede estar en un mundo de oyentes. Nos ha sorprendido e indignado profundamente esta respuesta, pero aún hay más, la Junta indica que la niña tiene que aprender a hablar y como tiene que estar en un mundo de oyentes, tiene que ser oyente, menuda conclusión, aberrante.

Como dice la madre, por mucho que queramos que la niña oiga, no puede oír, evidentemente sí puede aprender a hablar, muchos niños hablan gracias a los sistemas alternativos de enseñanza de los niños sordos, pero desgraciadamente estos sistemas no están al alcance de esta madre. En estos casos, se debe facilitar la integración de los niños sordos en las escuelas, la actuación de la Junta de Andalucía deja mucho que desear. A través de Europa Press podrás conocer más detalles sobre la noticia.

Vía | YouTube

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...