Incentivar a los niños a respetar la naturaleza

Para que los niños aprendan a respetar la naturaleza es importante que se les incentive desde casa, no solo hay que esperar a que se lo enseñen en la escuela. Para ello, se pueden hacer actividades que les motiven para respetar el medio ambiente.

Paseos por el campo

Muchas veces, cuando hablamos de medio ambiente nos imaginamos que los cambios medio ambientales solo pasarán de aquí a mucho tiempo, esto, en el fondo, hace que las acciones diarias no vayan de acuerdo con el respeto hacia ese medio ambiente, es decir, puede producir un efecto de pasividad en las personas que hace que le den poca importancia al cuidado y al respeto por el medio ambiente. Este aspecto de respeto hacia nuestro planeta es importante cuidarlo desde casa, sobre todo, cuando hay niños, porque ellos aprenden directamente de las acciones de sus padres.

Mi niña pequeña siempre pregunta ¿y esto donde va? Siempre hay que explicarle el reciclaje y los motivos por lo cuales se recicla, porque no solo es enseñarles a reciclar, también las razones que nos llevan a hacerlo y el respeto que ello implica hacia nuestro propio planeta. Porque aunque los cambios ambientales den la sensación de que sucederán dentro de mucho tiempo, esto no es así. Nuestros hijos, dentro de cincuenta años padecerán esos cambios y por ello deben ser conscientes del respeto y del cuidado de su entorno y de la naturaleza que los rodea e inculcarles estos valores desde pequeños.

Por ello las actividades que implican un contacto con la naturaleza son importantes. Un ejemplo es ir al campo, llevar papel y lápiz y animar al pequeño a dibujar lo que ve (mariposas, flores, hojas, etc).  Las actividades que se pueden hacer con los niños y que estimulan ese respeto hacia el medio ambiente son, por ejemplo: paseos por el campo, conocer los insectos, jugar en la playa, observar las flores, paseos en bicicleta, observar el cielo estrellado, etc. Está claro que una forma de enseñar la naturaleza a los niños son esas actividades familiares que van encaminadas a compartir con los hijos momentos importantes de contacto con la naturaleza donde los padres transmiten a los hijos la importancia del entorno natural, de protegerlo y de cuidarlo.

Porque aunque en el colegio ya les explican muchos temas relacionados con el medio ambiente, en casa es importante que también se eduque y se enseñe a través de las actividades familiares, sobre todo ese respeto, ese cuidado y esa importancia de cuidar nuestro planeta. Con las actividades familiares se puede ayudar a que los niños tengan más pasión por ese medio ambiente, ya que se les puede incentivar a querer saber más gracias a las vivencias con sus padres durante la infancia. Porque cada vez, los niños están menos apartados de la realidad. Esto, en parte, es culpa de los padres por nuestro propio empeño de protegerles, esto hace que muchos niños no saben incluso de donde viene la carne que comen.

Además, el día que hace frío o llueve, nos empeñamos en evitar que salgan a la calle y salten en los charcos, porque si  se mojan se resfrían y esto hace que muchas veces los niños solo vean llover desde la ventana de casa. Posiblemente si le dejáramos disfrutar más de la naturaleza, de forma natural, conseguiríamos que los niños fueran muy conscientes de la necesidad de cuidar ese medio que les rodea.

Fuente | Hospital Sant Joan De Déu

Imagen | mollypop

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...