¿Hay que esperar dos horas antes de meterse en el agua? Adiós a un mito

Toda la información sobre el corte de digestión en el agua

Agua

Siempre hemos oído decir que debemos esperar dos horas después de comer para meternos en el agua ya que, de lo contrario, podríamos sufrir un corte de digestión. Pero, ¿realmente esto es así o se trata de un falso mito? Lo primero y más importante para responder a esta cuestión es saber qué es exactamente un corte de digestión.

Síndrome de hidrocución

Los médicos explican que el corte de digestión no existe como tal, ya que la digestión en ningún momento se interrumpe. En realidad, lo que puede ocurrir es lo que se conoce como síncope por hidrocución o síndrome de inmersión. Esto sucede al meterse en el agua de manera brusca, especialmente después de haber tomado el sol durante un largo periodo de tiempo.

Sucede una alteración brusca de los reflejos al contacto con el agua, lo que puede dar lugar a una pérdida de conocimiento y, en los casos más graves, a una parada cardiaca. Cuando nos metemos en el agua, lo que hace nuestro organismo es adaptarse al medio subacuático, y para ello reduce la frecuencia cardiaca y constriñe los vasos sanguíneos más superficiales para que el cerebro reciba más oxígeno.

Es importante destacar que la hidrocución se produce única y exclusivamente por el reflejo de inmersión extremo, independiente de que hayamos comido o no antes. Ahora bien, es cierto que si hemos comido recientemente, la digestión puede hacer que se desencadene porque durante este proceso el cerebro recibe menos oxígeno.

«Es raro que un niño haga comidas copiosas en verano, por lo que la prohibición del baño en las dos o tres horas después de comer no tiene sentido. Sobre todo, si el agua no está especialmente fría. Podría ser peor, si en esa espera el niño está jugando al sol y luego se tira de golpe al agua», señala la doctora María Jesús Esparza, portavoz de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), tal y como recoge la web ‘Bebés y Más’.

Lo que ocurre cuando se produce el síndrome de hidrocución es que el cerebro recibe menos flujo sanguíneo y, por lo tanto, menos oxígeno. Teniendo esto en cuenta, los síntomas más comunes son: vómitos, escalofríos, visión borrosa, palidez, náuseas, mareos y pérdida de conocimiento. Si esto ocurre dentro del agua, el riesgo de ahogamiento es muy alto.

El riesgo de hidrocución aumenta si la comida ha sido copiosa ya que el proceso de digestión necesita un gran aporte de oxígeno. También se incrementa si la piel está muy caliente por la exposición solar y el agua está muy fría. En base a estos datos, hay una serie de medidas de precaución que mayores y pequeños debemos tomar por el bien de nuestro salud.

Evitar riesgos

Aunque la comida haya sido ligera, nunca debemos meternos al agua del mar o de la piscina de manera brusca. Tal y como recomiendan los especialistas en salud, lo ideal es bajar poco a poco para que el organismo se vaya acostumbrando al cambio de manera progresiva.

Si nuestro hijo ha estado expuesto al sol y notamos que su piel está muy caliente, tenemos que refrescarle antes de que se meta en el agua. Para bajarle la temperatura corporal, debemos mojarle los brazos y las piernas, así como la cabeza y el cuello. Luego, puede jugar un rato en el agua y, cuando se haya enfriado, dejar que se meta por completo.

¿Hay algún problema por meterse al agua si la comida ha sido ligera? No. Podemos bañarnos después de comer sin esperar, pero siempre metiéndonos poco a poco.

Consejos para que los niños disfruten de la piscina de forma segura

Aunque resulta algo lógico el hecho de que los menores deben estar vigilados en todo momento, el ambiente relajado de la piscina hace que muchos adultos se olviden de este punto.

En todo momento los niños deben utilizar elementos de flotación, como manguitos o chaleco. Los bordillos de las piscinas casi siempre son resbaladizos, y los más pequeños pueden caer al agua. Hay que tener mucho cuidado.

Los niños siempre deben bañarse en una zona de la piscina en la que hacen pie, sobre todo los menores de seis o siete años.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...