¿Frutos secos antes de los 6 años? No, gracias

Los niños a los seis años parecen más mayores de lo que son, por este motivo los expertos nos advierten de que los menores de siete años no deberían comer frutos secos.

Alerta del peligro de dar frutos secos a los niños menores de 7 años

Los que somos padres de niños pequeños sabemos que los frutos secos es algo que se debe empezar a dar a los niños cuándo éstos están preparados para ese nuevo alimento. Cuando son pequeñitos para evitar atragantamientos y alergias y, cuándo son algo más grandes, también por los severos problemas que puede causar un atragantamiento de este tipo. Y es que cuándo los niños son más mayores parece que los problemas con los atragantamientos no sean tan evidentes, porque ya saben tragar y porque los vemos ‘mayores’. Pero un niño menor de siete años sigue siendo un niño pequeño, por ello los especialistas nos alertan de que al ofrecer frutos secos a los niños pequeños, y en ese grupo están incluidos todos los menores de siete años, puede dar lugar a atragantamientos.

El Hospital Universitario de Albacete ha dado la voz de alarma, pero se suman muchos hospitales españoles. Y es que la segunda causa de muerte en España en la infancia es precisamente por atragantamiento, por lo tanto pienso que debemos estar atentos a lo que nos dicen los especialistas. Según podemos leer en la edición digital del diario ‘ABC‘, y según explica el Hospital Universitario de Albacete, cada año ingresan en el Servicio de Cirugía Pediátrica una decena de niños cuya causa ha sido un atragantamiento.

Según esa misma fuente nos indican que dos tercios de esos niños han sufrido un atragantamiento causado por los frutos secos. La gravedad de un accidente por atragantamiento es bastante importante, ya que a veces los atragantamientos requieren de cirugía y eso supone que el menor deberá estar ingresado en la  Unidad de Cuidados Intensivos, algo que supone un grave riesgo para los niños pequeños.

Así pues, según los expertos los niños menores de siete años están expuestos a los atragantamientos, ya que tienen a mano innumerables objetos pequeños que se pueden tragar por accidente o pueden comer frutos secos que puede dar lugar a ese tipo de atragantamiento que puede derivar en:

una patología respiratoria diferida en forma de neumonía aspirativa o en una obstrucción de las vías principales con riesgo de muerte‘.

Como madre de una niña de seis años, pienso que los padres debemos ser prudentes y estar siempre atentos, algo que ya hacen todos los padres, pero si se puede evitar que los niños de estas edades tomen frutos secos, mucho mejor, ya que ha quedado demostrado que pueden causar problemas muy graves para el menor. ¿Qué opináis?

Fuente | abc.es

Foto | andrewmalone

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...