Estimular la imaginación en los niños

Para estimular la imaginación los niños necesitan espacios libres donde puedan jugar y donde no sean constantemente regañados. La limpieza y el orden no casan bien con el juego creativo.

Cómo estimular su imaginación

Nos encontramos en época de vacaciones y es un buen momento para disfrutar de nuestros hijos. Su estancia en casa hace que muchos padres disfruten muchas más horas de su compañía y, por lo tanto, podemos desarrollar su imaginación y creatividad realizando muchas experiencias con ellos. Pero antes de decidirnos ha compartir un rato de juego con ellos y aprovechar ese rato de lucidez de nuestros pequeños, debemos tener en cuenta de que los juegos creativos no encajan con la limpieza y el orden.

Es importante que durante el juego el niño tenga libertad para jugar, desordenar y ensuciar, por ello, es importante que dejemos un lugar de la casa para el juego creativo e imaginativo. De esa manera disfrutarán los papás y disfrutarán los niños. También podemos ponerle ropa que no importe que se la ensucie y explicarle los límites del juego, como por ejemplo que no pinte las paredes. A partir de ahí hay muchos juegos en los que podemos dejar que el pequeño se exprese y use su propia imaginación para el juego sin barreras, sin represalias y con libertad. La creatividad se corta en el momento en que un niño recibe una reprimenda si ha ensuciado algo o si se le regaña constantemente.

El siguiente paso, después de hallar un lugar perfecto para la creatividad y la imaginación, es dejar a la mano del niño elementos que pueda usar para pintar o manejar: colores, papeles, pinturas, plastilinas, cartulinas, etc. Es importante recalcar que el lugar es clave, los materiales son importantes, pero el papel de los padres también. Para que el niño sepa usar cada utensilio debemos ir enseñando al pequeño cómo usarlo, es decir, cómo se recorta, cómo se pega, cómo se moldea, etc. Eso sí, siempre dejando que luego el pequeño busque sus propias soluciones y desarrolle su propia imaginación.

Un elemento que podrías colocar en su habitación de juego o habitación de la creatividad es una pizarra. A los niños les encanta pintar con tizas y es una buena manera de dejar que desarrollen su imaginación. Otra actividad con la que se divertirá muchísimo y le estimulará la creatividad y la imaginación, es pintar con sus propias manos. Para ello, puedes forrar el suelo de la habitación con papel de pintor y colocar cartulinas blancas por el suelo o en una mesa a su altura. Deja que el pequeño tenga a mano diferentes contenedores con pinturas de diferentes colores que le faciliten mojarse las manos en la pintura. Luego, solo observa como tu pequeño disfruta de ese  momento mágico de inspiración.

Otras maneras de estimular su imaginación y, dependiendo de la edad del niño, es darle materiales para crear manualidades como por ejemplo pastas de colores (comestibles), lentejas, rollos vacíos de papel higiénico, cola, barro, etc. Una forma de crear un dibujo original es después de dibujar con lápiz una figura, una forma o un paisaje, en lugar de pintarlo, rellenarlo con pastas de colores con diferentes formas, como pastas con forma de lacitos, con forma de concha, con forma de corazón, etc. Lo importante para que los niños desarrollen su imaginación es dejarles que jueguen libremente, para ello, deben tener un espacio, tiempo y materiales a mano. ¿Qué otros juegos añadiríais?

Foto | whgrad

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...