¿Es el sexo un problema en la etapa de la adolescencia?

El papel de los padres en la educación de los hijos toma especial relevancia en la edad de la adolescencia. Conseguir conectar con ellos no es tarea fácil, pero debemos tener en cuenta lo importante que es que ellos sepan la información necesaria para evitar los problemas que pueden conllevar no saber los riesgos de una sexualidad sin protección y sin información.

El sexo en sí no es un problema, la cuestión radica en qué información tienen los adolescentes sobre la sexualidad. Como siempre, el dilema está en la información, ¿somos los padres capaces de hablar de sexo con nuestros hijos? Probablemente nuestros hijos no lo tendrán con los suyos, ya que hoy en día no existen los problemas de la moralidad ni tabús fruto de la desinformación. Pero hoy por hoy, y mucha culpa tiene la educación que nosotros hemos recibido, todavía tenemos los adultos ciertos reparos con respecto al tema del sexo y a cómo hablar de ello con los hijos.

La información es lo que necesitan para decidir qué hacer en cada momento.

Probablemente el miedo de los padres radique en que al saber demasiado les incite a practicarlo antes de tiempo o en que pensar que no están preparados para saber del tema nos impida tener una conversación con ellos sobre sexo. Pero lo cierto es que para evitar que los adolescentes tengan miedo y cometan errores es necesaria una educación sexual tanto por parte de padres como de los centros educativos.

¿Por qué es importante hablar de sexo con los hijos? Porque se juegan su salud y su futuro en esta etapa de la vida, desde enfermedades de transmisión sexual, hasta embarazos no deseados que se podrían evitar si los adolescentes tuvieran la suficiente información sexual. La adolescencia es una etapa difícil de la vida, entre otras cosas porque la sexualidad propia del ser humano está lo suficientemente desarrollada, pero la madurez psicológica no está a la altura de la sexual. Es por esto que los adolescentes de 14, 15 ó 16 años tienden a pensar que son ya personas mayores capaces de decidir, se ven como personitas maduras que todavía no son. Son dueños de sus cuerpos y necesitan experimentar, pero para evitar riesgos deben tener la información suficiente para decidir qué hacer en cada momento.

Aquí es donde la educación que los padres hayan sabido dar a sus hijos desde edades tempranas jugará un papel muy importante. Si nunca hemos hablado de estos temas con nuestros hijos, si no hemos conectado con ellos, difícilmente conseguiremos que en esta etapa nos escuchen. Los padres deben implicarse mucho en la educación de los niños y deben establecer una serie de valores desde muy pequeños para que en esta etapa la comunicación fluya como algo normal, incluyendo el tema de la sexualidad.

Foto por chris8800 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...