El movimiento les permite adquirir habilidades

El movimiento es importante para los niños pequeños, sobre todo entre los dos y los seis años, porque el movimiento les permite mejorar su salud y adquirir nuevas habilidades importantes para su desarrollo.

El movimiento les permite adquirir habilidades

Los niños en edad entre los dos y los seis años necesitan moverse y hacer ejercicio continuamente. De hecho a estas edades siempre están correteando, saltando, brincando o moviéndose y esto es especialmente importante a esa edad de preescolar. Y es importante porque cuánto más se muevan más ejercicio harán y, por lo tanto, obtendrán más autonomía. Además el movimiento les ayudará a obtener más habilidades, aumentar su autoestima, mejorar su salud y prevenir problemas como por ejemplo la obesidad.

Como vemos, son muchos los beneficios del movimiento para los niños pequeños, por ello, en el momento en que comienzan a desenvolverse solos, los papás, les tenemos que dar la oportunidad y dejarles el espacio para que se puedan mover y desplazarse, dejando que solucionen, en la medida de lo posible, los obstáculos ellos solitos. Esto les dará una autonomía muy importante y les reforzará la autoestima, lo que dará lugar a que el niño busque nuevos retos él solo.

Para que el niño se pueda mover debemos tener un espacio seguro para él, donde no haya, por ejemplo, escaleras por donde se pueda caer o donde no haya esquinas peligrosas o espacios donde se pueda hacer daño. Un lugar donde además de moverse, se socializan, son los parques o plazas donde se encontrarán libres, se comunicarán con otros niños y el entorno le invitará a moverse y a desplazarse con cierta autonomía. Un lugar donde los niños también se lo pasan muy bien corriendo, incluso en invierno son las playas. Es decir, que aunque en casa tengamos un espacio ideal para ellos, también va muy bien para el desarrollo del pequeñín salir a jugar a lugares donde hay más niños y en espacios que son especialmente divertidos para ellos.

Así pues, cuando tengamos tiempo libre como fines de semana, a la salida del cole o a la salida de la guardería, o incluso en invierno, cuando es la hora más cálida de sol, es bueno que los niños salgan para estimular el movimiento en ellos. También hay otras acciones que podemos hacer para estimular al pequeñín a moverse. Si por ejemplo hace mal día y no invita a salir, podemos colocar al niño un ‘Cantajuegos‘ (cualquier música con ritmo también sirve) donde se salta y se baila al son de la música.

En el caso del ‘Cantajuegos’, el niño intentará imitar los movimientos que ve en los cantantes y niños que salen en el vídeo, además, mamá o los hermanitos pueden participar para animar al más pequeñín a saltar y bailar.  Por otro lado, también se puede jugar a algunos juegos que suelen invitar a correr a los niños, como por ejemplo el pilla pilla, la pelota, el escondite, etc.

Fuente | enfamilia.aeped.es

Foto |  Chicago’s North Shore Conventions & Visitors Burea

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...