Educación “low-tech”

Ya hace años que muchos dueños de las grandes corporaciones tecnológicas del mundo, limitan la tecnología a la que tienen acceso sus hijos, mantienen una educación “low-tech” siendo conscientes de los peligros que encierra el abuso del consumo de dispositivos digitales.

Educación infantil limitando la tecnología

Como ya sabemos, Silicon Valley es una región situada en la zona sur del área de la Bahía de San Francisco, donde están ubicadas muchas de las grandes corporaciones tecnológicas del mundo, así como miles de startups (empresas de nueva creación) relacionadas con este sector, de hecho, Silicon Valley es uno lugares más importantes del mundo en el que destaca la innovación y el desarrollo tecnológico.

En Silicon Valley viven los millonarios de gigantescas corporaciones como Google, Facebook, Linkedln, Apple, etc. Podemos imaginar que los CEOs del sector tienen hogares en los que la tecnología está presente en todos los rincones de cada casa y los hijos de estos millonarios tienen acceso a todo tipo de dispositivos, pero no es así, muchos de estos millonarios, ejecutivos y CEOs limitan el tiempo que sus hijos pasan frente a la pantalla de los dispositivos digitales, son padres a favor de una educación “low-tech” (uso reducido de la tecnología). Esto debería hacernos pensar, ¿por qué estos líderes tecnológicos controlan el consumo de tecnología que realizan sus hijos?

Personalidades tan conocidas como el fallecido Steve Jobs, manifestó que en su casa sus hijos no usaban el iPad, indicando que limitaba la cantidad de tecnología que utilizaban. Estas declaraciones fueron realizadas por Steve Jobs a Nick Bolton, un periodista del New York Times, además la información fue corroborada por Walter Isaacson, autor de la popular biografía oficial del cofundador y presidente ejecutivo de Apple Inc.

El periodista descubrió a raíz de la conversación mantenida con Steve Jobs, que este empresario y magnate del sector informático no era el único que limitaba la tecnología a sus hijos, descubrió que muchos ejecutivos del sector hacían lo mismo. Para el periodista era chocante que mientras que la mayoría de los padres permiten o animan a sus hijos a sumergirse en el mundo de la tecnología, los responsables de estas empresas hicieran lo contrario, lo que da a entender que ellos sabían algo que muchas personas desconocían.

Durante los últimos años han aparecido varios estudios que aconsejan limitar la tecnología en los niños, el consumo de televisión y otros dispositivos digitales, estudios que se han desarrollado por la preocupación existente sobre el crecimiento del mercado de este tipo de aparatos entre la población infantil, recordemos que en este post destacábamos que uno de cada tres niños ya tiene un Tablet.

Algunos de estos padres de Silicon Valley tienen como primera regla que en el dormitorio de sus hijos no haya ninguna pantalla, conocen los peligros de la tecnología y no quieren que sus hijos tengan problemas. Aquí explican que muchos de estos padres mantienen una educación con tecnología limitada, los menores de 10 años tienen totalmente vetado el acceso a las pantallas durante la semana, a partir de esa edad se empiezan a realizar algunas excepciones pero siempre justificadas por las tareas escolares. Otros padres permiten el uso de los dispositivos en el hogar siempre que los padres u otros adultos estén presentes.

Si estos padres responsables de las grandes empresas tecnológicas ya eran conscientes de los riesgos del abuso de la tecnología por los niños, habría sido una actitud digna de elogio que lo hubieran comunicado a los consumidores, pero evidentemente son más importantes los beneficios económicos. No obstante, son otras voces las que alertan sobre la necesidad de que los niños limiten las horas de pantalla, ahora está en manos de los padres que lo hagan.

Foto | nooccar

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...