Dibujos para colorear: mejora las capacidades de tu hijo

Hoy te hablamos de la importancia de colorear dibujos y todo lo que aporta al niño. Además, te facilitamos una galería de imágenes para colorear que puedes imprimir y utilizar cuando quieras.

Es bueno que acostumbres a tu hijo a familiarizarse con los colores

Ciertas actividades aparentemente carentes de importancia pueden tener repercusiones muy positivas en la vida, las aptitudes o la educación de tu hijo. Desde los primeros momentos, es importante que empieces a motivar al pequeño, sin agobiarle, buscando aquellas actividades que pueden adaptarse a su edad. De manera divertida y casi sin parecerlo, el niño ganará en capacidades. Una de las actividades que a simple vista parecen más simples es el colorear. Pues bien, tiene su importancia. Cuando el niño se enfrenta a un dibujo dispuesto a ser rellenado, también está aprendiendo a diferenciar colores  y a identificar figuras, además de pasar unos ratos de lo más entretenidos.

Colorear es una actividad sencilla y divertida, que a buen seguro place a tu hijo. Es más, se trata de un divertimento apto para los bolsillos de todos los padres en unos tiempos donde posiblemente acostumbremos a los niños a las posesiones materiales. Los dibujos pueden buscarse fácilmente a través de la red e imprimirse en casa. Existen miles de páginas web con diferentes dibujos para colorear, dependiendo de aquello que más guste a tu hijo: animales, paisajes, monstruos… e incluso personajes conocidos como Pocoyó, Disney o Hello Kitty. A diferencia de los juguetes, las láminas o libretas de dibujos, junto con los colores, son fácilmente transportables y se puede recurrir a ellos en casi cualquier lugar, haciendolas veces de complemento perfecto para desplazamientos y excursiones. Donde haya un espacio plano para poder apoyar la lámina, tu hijo de lo pasará en grande.

La nara Gustavo y Peggy, también pueden ser coloreadas

Es más, se lo pasará bien solo. Esto, aunque pueda parecer contradictorio, es capital para el desarrollo del niño. Colorear es una actividad eminentemente solitaria, no necesita de compañía. Este hecho puede beneficiar la autonomía y el desarrollo individual del niño. Coloreando se gana en concentración al tiempo que se aprende a trabajar solo, algo que tendrá que poner en práctica el pequeño años más tarde, cuando deba realizar tareas y deberes solo. Por otro lado, y al encontrarse sin nadie más, tu hijo trabaja a fondo la creatividad y aprende a solucionar solo aquellos pequeños problemas que se le van presentando.

Al fín y al cabo, colorear es una manera de que tu hijo pase los ratos de ocio concentrado, potenciando la tranquilidad y el relax. Y no solo para el pequeño… también para los propios padres. Y es que, no nos engañemos, cuando se colorea tampoco se habla ni se llora. En este post te dejamos una galería de dibujos
para colorear que puedes imprimir.

Niño con pintura por César Rincón en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...