¿Cuentos para ir a la cama? Estos te van a encantar

La lectura trae múltiples beneficios para el desarrollo y aprendizaje del niño, pero cuando se hace antes de ir a dormir, sus ventajas impactan en el lado emocional

Estos cuentos para dormir te van a encantar

Una buena cena y un rico baño constituyen la antesala para un buen descanso. Sin embargo, hay otros buenos recursos como los cuentos. Leer una buena historia antes de ir a la cama refuerza el vínculo entre padres e hijos, fomenta su amor por la lectura, ayuda a conciliar el sueño más rápidamente, cultiva la memoria y mejora la atención, entre otros múltiples beneficios. Si quieres aprovecharlos, puedes recurrir a estas opciones.

Cuentos para ir a la cama

Si eres padre, una de tus grandes responsabilidades es hacer que tu hijo acabe el día de forma tranquila. ¿Cómo se logra esto? La lectura de un cuento antes de ir a la cama es una gran alternativa. Aunque esta acción tiene múltiples ventajas desde el punto de vista lingüístico, su mayor beneficio es emocional.

Un pequeño en la cama, con un adulto que lo arrope y le habla suavemente, alcanza un nivel de sosiego impresionante. Se crea una conexión especial y el momento se convierte en el instante propicio para imaginar, disfrutar y viajar en el tiempo «acompañados» de personajes mágicos. La relajación se apodera de él y el sueño pronto llega. No obstante, para que todo esto ocurra, hay que saber elegir las mejores historias. ¿Cuáles son? Pueden ser aquellas que intente inculcar valores, pero sobre todo, que «regalen» instantes de ternura y cercanía. Si quieres unirte a la rutina  de leer cuentos a tus chicos antes de dormir, estas alternativas te van a encantar.

  • “El conejito que quiere dormirse”. Este libro es ideal para los peques de hasta tres años. Es un cuento de la editorial Beascoa, escrito por Carl – Johan Forssen Ehrlin. La historia está colmada de técnicas psicológicas para inducir el sueño y lograr que duerma antes de las diez páginas. Las oraciones que aparecen en negritas debes enfatizarlas y pronunciar suavemente las que están en cursiva. Esto te ayudará a lograr el efecto deseado.
  • “Un beso antes de dormir”. La editorial SM, trae del ingenio de Teresa Tellechea este tierno libro. Donde las crías de los animales besan a sus madres antes de descansar, los peques conocerán a los animales y dónde habitan. Es idóneo hasta los tres años. Las ilustraciones de Alicia Padrón rebosan de ternura. Está fabricado en cartón, permitiendo que los niños puedan jugar con él. Al final, se muestra a una familia humana en donde los hijos besan a su mamá antes de dormir.
  • “Mi camita”. Es una buena opción de la editorial Everest para niños de entre tres y seis años. J.S Pinillos trae una historia verídica sobre una niña y su cama, la pequeña aprendió a disfrutar dormir en su cama. Porque su camita la quiere muchísimo. Es un ejemplo para los niños que están aprendiendo a dormir solos, pues les enseña lo positivo y encantador que resulta.
  • “¡Uno más, por favor! Cuentos cortos a la carta”. Al girar la rueda mágica del libro, tu hijo escogerá su “cuento corto a la carta” de la noche. Sus autores son Steffi Kammermeier y Michael Rudolph lo escribieron para peques de entre tres y seis años poblándolos de ratones, lagos, castillos y princesas. Te tomará solo tres minutos leerlo.
  • “Todos bostezan”. ¿Tu niño es un campeón resistiendo el sueño? Entonces, hazte con este libro de Anita Bijsterbosch donde cada par de páginas aparecerá algún animal bostezando. Su mecanismo de solapas muestra la gran boca de cada especie hasta dormirlo.
  • “Buenas noches, Luna”. Cuenta como un conejito que su pijama puesta y desde la cama, se despide de cada elemento del cuarto. También se despide de los otros personajes, hasta que la luz se apaga y cae rendido. El cuento es sencillo, familiar estructurado en rimas suaves. Acá la autora Margaret Wise Brown y el dibujante Clement Hunt enseñan a los niños los nombres de los objetos de uso cotidiano. De igual forma, buscan e identifican la luna, ratones o gatos que se mueven en el cuento. ¡Es un auténtico clásico!

¿Qué leerles entre los 6 y 9 años?

En “Cuentos de dos minutos para dormir” encontrarás un compendio con 19 cuentos escritos por varios autores. Cada uno será una aventura diferente que dejará a tu peque durmiendo con una sonrisa. Por otro lado, “Cuentos para antes de dormir. Fábulas de siempre” ofrece en sus más de 450 páginas, preciosos relatos que llevarán a tu hijo a vivir grandes aventuras. Además, disfrutará al máximo con sus ilustraciones.

“Cuentos para cambiar: Historias para dormir a los niños pero para despertar a los adultos” es otra gran opción. Contiene 54 cuentos breves que son aptos tanto para niños, como para adultos. Su autor, Jesús Manuel Gómez Pérez, se lo pensó bien para sacar a tu niño interior. Aconseja leer uno semanal, para que dediques la semana a meditar sobre él y aplicar sus enseñanzas. Léelo con calma e incluso más de una vez. Verás los resultados.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...